ASPIRINAS PARA UN CARCINOMA ECONÓMICO

jueves, 18 de abril de 2019


¡Tomaron al feroz desbocado toro por la cola! Aquella célebre frase popular de “Tomemos al toro por las astas” haciendo alusión a enfrentar frontal y enérgicamente un problema de raíz, fue desoída por el “equipo” económico de Macri y tímidamente, sin convicción alguna, jalaron irreverentemente la cola del toro embravecido. Así, con sonrisas que pretenden alejarnos del llanto, podríamos definir las medidas políticas que el gobierno anunciara el 17 de abril pasado. 

En términos prácticos la yerba mate y el arroz ingresaron al artero pantano de precios congelados con un aumento de un 20%, y la tan necesaria leche para nuestros niños fue incrementada en su precio en la insolente cifra de un 40%. De esta manera pasó con casi todos los 64 artículos de este desprolijo maquillaje económico. Comenzamos rompiendo la regla. Pateamos el castillo de arena antes de construirlo. Sólo granos de areniscas dispersos quedan sobre la playa del desaliento del propio gobierno nacional.  
Aspirinas vencidas para un cáncer político financiero de una inflación proyectada de más del 54% anual que, sin lugar a duda, el gobierno nacional de Cambiemos no sabe o no puede resolver. La inflación es una carrera alocada y suicida hacia un abismo de hambre y dolor que pone en riesgo el orden social y la paz de la Nación. 
La comunidad poblacional de la República ya no posee, mayoritariamente hablando, confianza en este gobierno. Lo percibe viejo, cansado, impotente para resolver los graves problemas que padecemos. Al señor presidente de la Nación se lo ve cansado, irritado y falto de convicción en él plan antiinflacionario, dice que aplicó recetas que funcionaron en otras latitudes, pero que en Argentina NO funcionó.  
La población nacional le otorgó a Mauricio una enorme confianza y toleró toda suerte de errores y atrocidades financieras cometidas. Pero ese tiempo de FE ya caducó, ahora NO se le cree a Macri. La gente busca otro candidato en el cual renovar sus esperanzas. 
El fracaso de Mauricio Macri es un tópico dolorosamente aceptado por casi todos los medios periodísticos. Desde los gráficos, hasta los televisivos, pasando por prolongados programas radiales que desgranan horas explicando lo inexplicable… 
En silencio, pero a pasos redoblados, puertas adentro de Cambiemos, el plan “V” cada vez cobra mayor numero de adherentes. Antes era a “Todo o nada con Mauricio” pero cada vez que llegan nuevas encuestas a los gélidos escritorios de los funcionarios nacionales, comienzan a mirar a la gobernadora de Buenos Aires con más cariño. Todo apuntaría A que María Eugenia Vidal sería la única carta de posible triunfo de Cambiemos. Día a día crece esta convicción y ya existe un gran número de personas trabajando incansablemente para que la racionalidad llegue al corazón de Marcos Peña y compañía. Los números mandan y María Eugenia NO sufre el rechazo que sí cosecha Mauricio Macri. 
VIDAL es a carta de esperanza de Cambiemos, ¿Podrá asumir Macri esta irrefutable realidad? ¿La vanidad superará a la razón, como tantas veces sucedió?
El plan es inconsistente, en lenguaje popular, “Es trucho” ¿Cuántas divisas regalaremos a los especuladores financieros para contener un dólar que indefectiblemente se va a ajustar al desfasaje económico del país? 
De la mano de Mauricio, Cambiemos llegó al poder. Hoy, de la misma mano, entra en el frío ocaso del rechazo popular. La vida política siempre es dura y el cuero debe estar bien curtido para soportar los balazos ajenos y propios. 
¿Razonará Mauricio o el capricho imperará? 
Medido en meses, falta muy poco para las elecciones generales, pero desde la óptica de la crisis presente, es más que una eternidad. 
La situación de la Nación requiere un presidente que genere CONFIANZA. Macri ya no la genera. 
¡DIOS quiera que los argentinos sepamos elegir lo correcto! 
                             Máximo Luppino 

Leer completo...

SIEMBRA HAMBRE, COSECHA PALIZA ELECTORAL

lunes, 15 de abril de 2019




La soberana ley de Causa y Efecto impera dulcemente con científico rigor por doquier. El universo político no es ajeno a la ancestral aseveración: “cosecharás tu siembra”.
La Pampa, Neuquén, San Juan, Río Negro, Chubut y ahora Entre Ríos se suma a este electoral proceso cívico de reflejar desaprobación para con los manejos económicos de Cambiemos y colocar esperanzas y anhelos en otro hemisferio político, que se presenta como más humano y sensible para con la población de nuestra Nación. 

En la querida provincia de Entre Ríos, el gobernador peronista, Gustavo Bordet, superó ampliamente al candidato de Mauricio Macri, Atilio Benedetti, por casi 25 puntos de diferencia. Bordet obtuvo más del 58% de los sufragios y se encamina a ser reelecto gobernador en las elecciones definitivas. 
Muchos buenos candidatos de Cambiemos, como es el caso de Benedetti, ven sus posibilidades de triunfo desmoronadas por el descalabro económico que sufre la población y  se encuentran atados a la suerte electoral de Macri. 
Ninguna gestión de gobierno es sana sino cuida y contiene a la gran masa poblacional que debe ser protegida de la monstruosa voracidad de un capitalismo sin alma ni compasión. El mercado internacional que “juega” con el hambre de los pueblos, con la falta de atención médica adecuada y con una vejez despreciada por los dementes acumuladores de ganancias manchadas de lágrimas de gente buena que sólo sabe trabajar. El estado debe ser garante de equidad, para que los abusos de los poderosos no sojuzguen a los niños y abuelos de la patria, para garantizar trabajo digno con salarios lógicos al costo de vida. En concreto: un Estado patriótico. 
  Muchas mesas vacías generan tristezas profundas y una mansa rebeldía que cada día es más palpable en las grandes urbes. Demasiada gente laboriosa que fue despedida y no encuentra trabajo, economías regionales sepultadas por impuestazos y la importación artera e infame que desprecia el sudor argentino. 
Un modesto litro de leche se convirtió en un alimento caro, difícil de comprar en las cantidades necesarias para los hijos de las familias humildes. Otros alimentos básicos escapan al deteriorado poder adquisitivo de los empleados y se tornan inalcanzables para la enorme masa de desocupados que busca llevar el pan a su casa con alguna changa que pueda cumplir. 
También sabemos que todos tenemos una cuota de responsabilidad por lo que sucede a nuestro rededor. Lo que varía es la magnitud de esa responsabilidad. Debemos desear el bien y pensar en consecuencia, entonces nuestras acciones serán positivas. Pensando bien se actúa correctamente. 
Sabemos que nuestra Nación necesita del esfuerzo de todos, más allá del ideal político, religiosos o de cualquier otra índole. Debemos guarecernos bajo el aura límpida y cristalina de la bandera que Manuel Belgrano creó. 
La errónea adicción a lo complejo y ensortijado de criterios pseudointelectuales nos apartó de lo simple que siempre es profundo. La acción es superior a la inacción. El BIEN se impone al mal en el tiempo adecuado. Un gobierno recto es el que acrecienta los intereses nacionales, el que salvaguarda a su población y pugna por su realización. No existe para una administración mejor carta de presentación que la de sus obras concretas y la sensibilidad a flor de piel para los que necesitan justicia y trabajo. Ningún laboratorio electoral puede engañar indefinidamente al pueblo. Las artimañas de probeta son detestables. La gente quiere a aquellos que votó y muchas veces, este sentimiento es ofendido por la avaricia de algunos dirigentes. 
Entre Ríos fue un eslabón importante más de esta reacción en cadena que exhiben electoralmente las provincias, donde triunfan las gestiones locales o aquellas que dan respuestas a los pedidos populares. Es en verdad un federalismo practico. 
Lo que se está gestando va a ser muy bueno. Confiemos una vez más, trabajemos por la unidad de los argentinos. La patria llama a que generemos gestos de sincera generosidad. 
¡DIOS nos guíe por el recto camino!
                 Máximo Luppino

Leer completo...

MACRI Y EL PATÍBULO DE LA CLASE MEDIA

martes, 9 de abril de 2019


La vigorosa clase media argentina lucha a brazo partido para no ingresar definitivamente al patíbulo económico que Mauricio Macri construyó para la República. 

Hijos y nietos de sufridos inmigrantes de la vieja y sabia Europa azotada por el hambre de las guerras desembarcaron en nuestro sagrado suelo para establecerse por siempre y adoptar la celeste y blanca como su propia bandera, sin olvidar los cristalinos colores de su procedencia. Parece ayer cuando en nuestra casa paterna mi padre italiano, en un castellano chapucero, nos educaba para trabajar y luchar por un destino mejor al que ellos tuvieron en sus sacrificadas vidas. Experiencias de barrio obrero que junto a los dignos provincianos de rostros curtidos cimentaron el fenómeno sociocultural más grande de toda Latinoamérica, esto es la Clase Media.
La clase media argentina se nutre de parámetros culturales más que meramente económicos, así apreciamos que familias muy humildes son legítimos representantes de esta basta fracción cultural nacional. Así mismo un significativo sector de personas que lograron conquistar una importante condición económica, pero que su cómoda condición financiera no los alejó del concepto cultural de sentirse orgullosamente “gente de clase media”. Las PyMEs surgieron pujantes y airosas de este fragmento nacional de pura argentinidad. Las PyMEs son voluntad creativa familiar en acción.
Hoy, merced a los demenciales tarifazos y asfixiantes cargas impositivas más importaciones arteras, nuestras generadoras de empleo y bienestar, las PyMEs, están cerrando en cantidad abrumadora. La clase Media se siente profundamente defraudada por el manejo financiero de Mauricio y funcionarios que continúan teniendo sus fortunas en el exterior. 
La angustia es enorme, el descorazonamiento es herida abierta. La esperanza está en agonía, dicen los viejos laboriosos de la industria cacera: ¡Macri no va más!...
Muchos representantes de este colectivo social se encuentran tan alejados del universo K como de la franquicia M. Son los buscadores de una alternativa superadora, diríamos los futuros devotos de una tercera posición que pueda navegar por encima de la grieta de falsos pares de opuestos. 
Sergio Massa, Roberto Lavagna, Juan Manuel Urtubey, Miguel Pichetto, Sergio Uñac y el cordobés Schiaretti, entre otros, son los responsables de darle cauce a tanta necesidad de un pueblo que no se resigna a convivir con el hambre y la miseria. Genes de lucha laten en las entrañas de una clase media que actuará con inusitada firmeza antes de ver sumergirse a sus hijos en el dolor y sufrimiento de no ver un puerto donde anclar sus ideales buenos de constante progreso. Clase media orgullosa de su estirpe de trabajo y producción no arriará sus banderas de superación ante la entrega del capital a la timba internacional en vez de apostar a las maquinarias de producción. Parece que Mauricio Macri jamás se identificó con nuestra Clase Media, más bien se siente cómodo con el vocablo inglés del “Té a las 5”, costumbre reñida con el telúrico mate argentino de todos los momentos de sano compartir. 
Mauricio llevó a la Clase Media al borde de la desesperación. La gente no posee más que entregar. Todo lo brindó y cada día se encuentra trabajando mucho más a la vez que está más pobre. Se aproximan días de profunda reflexión y temple estoico. 
El destino de la Nación rugirá en las urnas de las próximas elecciones nacionales. No existe laboratorio político que pueda maquillar el cadavérico rostro de la muerte. Nuestros compatriotas sueñan con progresar trabajando. ¿Tanto piden?
El destino de grandeza está grabado en el corazón indómito de nuestros abuelos y padres, que rezando a DIOS se deslomaron por el bienestar de sus hijos. 
¡DIOS siempre regala a sus hijos una nueva oportunidad!

               Máximo Luppino

Leer completo...

PÓLVORA AMARILLA

martes, 2 de abril de 2019


¿Llegaron las zancadillas arteras de las internas políticas a las calles, con tiros, muertos y heridos de las mismísimas fuerzas de seguridad?

Las calles de Avellaneda fueron sorprendidas por un enfrentamiento de miembros de la Policía Federal con camaradas de la Policía Bonaerense que se encontrarían llevando adelante un acto de extorsión denunciado en la fiscalía oportunamente por las víctimas. Es correcto y loable que se detenga a uniformados corruptos que son doblemente criminales, delinquen con las armas y el privilegio que la sociedad civil les confió, realmente repudiable en su máxima magnitud. Pero si le damos una vuelta de tuerca a los episodios y al hecho en sí, afloran algunas preguntas difíciles de responder. ¿Era oportuno detenerlos en ese preciso momento, sabiendo que son efectivos corrompidos, armados y que la posibilidad, como al fin sucedió, desencadenó en un feroz tiroteo que puso en peligro la vida de inocentes? De hecho, fallece el comisario Hernán David Martín y hubo heridos varios de ambas fuerzas. 
Algunos analistas políticos sospechan que la temeraria espectacularidad de los hechos fue adrede, con en ladino fin de que cobre la notoriedad mediática que al fin se produjo. Los interrogantes que afloran son: ¿Más allá del delito, se buscó acentuar una “violación” en la policía de María Eugenia Vidal? ¿Es un vuelto por los intentos de desdoblar las elecciones bonaerenses y despegar del pesado lastre electoral de llevar a Mauricio en la boleta de la provincia? No es raro que alguien piense que la Casa Rosada desea minar la imagen de Vidal y su equipo. Sabemos que el caso D´alessio reveló que la AFI con sus espías, supuestamente inorgánicos, vigilaban a miembros de la Suprema Corte de la Nación y a la mismísima gobernadora de Buenos Aires entre otros. Este hecho de inteligencia interna, totalmente prohibido por nuestra constitución, sacó de quicios a María Eugenia, quien ya tendría la certeza de que desde Balcarce 50 es observada. 
La visita, para algunos compulsiva, de Macri al retiro espiritual de Vidal con sus ministros en Chapadmalal, revela la preocupación presidencial por el malestar de la gobernadora. ¡Qué no se disperse el rebaño!
El episodio del enfrentamiento policial en Avellaneda se podía haber manejado con la prudencia y profesionalismo que el caso requería. ¿Desearían plantar “un muerto en el placar” de Vidal? El horno no está para bollos, los ánimos se tornaron un tanto inestables, mientras el calendario electoral exige definiciones concretas. 
Las encuestas propias y ajenas ponen muy nervioso al jefe de gabinete Marcos Peña y a su equipo de campaña que está formidablemente abocado al triunfo de Mauricio Macri como sea y al costo que sea. Todo precio es barato con tal de llegar al objetivo, piensan los “científicos” del laborioso laboratorio del Pro. 
¿Cómo no estar preocupado? Un índice de pobreza que supera holgadamente el 47% en jóvenes de menos de 14 años, desocupación creciendo y una UCR que no quiere ser empujada al abismo electivo. Un Roberto Lavagna que le dio color de amplitud intelectual a Alternativa Federal que crece a pasos concretos y que, con el triunfo de Sergio Uñac en las PASO de San Juan, le regala más fuerza a una alternativa Justicialista frentista que promete dar batalla electoral.  
Lo que menos le puede pasar a Mauricio Macri es un enfrentamiento con M.E. Vidal que posee mayor caudal electoral que el mismo presidente de la Nación. 
Los tiros en un viernes oscuro en las calles de Avellaneda tienen olor a interna del PRO y color de pólvora amarilla devaluada por una crisis económica que tiene a los habitantes de la Nación con los bolsillos vacíos y la mesa familiar despoblada de alimentos nutritivos. 
Las balas que están hiriendo las esperanzas de los ciudadanos están siendo disparadas por el gobierno nacional y sus bombas neutrónicas de tarifas usurarias. 
Esperemos que el río de la buena voluntad se alimente con las aguas de la sensatez del servicio al prójimo, mientras se destierran los fanatismos y condicionamientos a los habitantes de la patria. 
¡DIOS bendiga a nuestros dirigentes! 

           Máximo Luppino

Leer completo...

MALVINAS, HAY PATRIA

miércoles, 27 de marzo de 2019


Argentina tiene héroes. Siempre los ha tenido, desde el mismísimo amanecer de la Nación, hasta nuestros días.  Muchos quedaron sepultados en la fría turba malvinense, esperando, custodiando, recordándonos que hay corazones ARGENTINOS generosos y patrióticos que dieron sus vidas por los ideales de libertad y soberanía de nuestra Nación. Otros están en el océano azul, buceando con la FE que DIOS les dio para cumplir con su deber. Estuvieron los que encontraron la gloria volando en misión de combate rumbo al SOL de su intacto honor como guerreros del aire, tuteándose con la inmensidad del espacio, camino a quedar eternizados en el muro cristalino de los HÉROES DE LA PATRIA. 
En ocasiones escuchamos decir: “Argentina no posee hipótesis de conflicto bélico” Afirman esta frase hueca, mientras en nuestras Malvinas ondea otra bandera que NO es nuestro sagrado pabellón nacional. 

No debemos olvidar jamás a nuestros hermanos caídos en combate, como tampoco a aquellos centauros del mar que alcanzaron la inmortalidad cumpliendo misión operacional. Nos referimos a los 44 héroes tripulantes del ya mítico ARA SAN JUAN. Estarán presentes en nuestras oraciones llenas de gratitud que elevamos con profundo afecto al señor del tiempo. 
Tripulantes del SAN JUAN, al igual que los combatientes de MALVINAS, son el sostén espiritual de nuestra patria, de nuestros mejores anhelos de libertad, justicia y soberanía. 
Muchos hermanos que pelearon en nuestro sur volvieron a caminar nuestras calles que fueron ingratas con su entrega y valentía. Sus corazones quedaron en Malvinas. Un soldado no descansa hasta cumplir su misión, y nuestros hombres pelearon y murieron por ARGENTINA. Hoy, en los mástiles de nuestras islas, está la bandera del usurpador, del pirata de la historia, de los ingleses. Soñamos con el día que nuestra bandera ARGENTINA reine por siempre en nuestras islas tan amadas por tantas generaciones de patriotas. Ese día seguro llegará.
Deseamos recordar a un HÉROE de Malvinas y dar las GRACIAS a TODOS nuestros soldados.

EL “PERRO” CISNERO 

“¡No sé rendirme; después de muerto hablamos!”… Esta frase contundente de Cisnero, la cual honró con gloriosa y patriótica determinación, es una definición en sí misma de la entereza de carácter del sargento. Una sociedad que no sabe honrar a sus héroes está a la deriva. Una Nación que no sigue los designios de sus mejores hombres está confundida y, de seguro, inmersa en una gran crisis ética. El combatiente Cisnero poseía bien clara su tabla de valores. La patria es tan amada por ÉL como su propia familia carnal. 

Mario Antonio Cisnero, nació el 11 de mayo de 1956 en la provincia de Catamarca. Apenas estalló el conflicto bélico con el usurpador británico en el año 1982 donó el 50% de su sueldo al “fondo patriótico”. Desde ese mismo momento, solicitó destino en el frente de batalla. Luego de apasionadas insistencias, se le concedieron sus deseos. Así partió el infante Cisnero, el hombre de la compañía de comandos, al seno mismo de nuestras queridas islas Malvinas. Cuando partió de la provincia de la Pampa hacia el teatro de operaciones del atlántico sur disparó una rotunda y drástica sentencia a sus seres queridos: “¡No me entrego prisionero, ganamos o no vuelvo!” … 

La bandera argentina impresa en su uniforme militar representa los ideales patrióticos que “el perro” Cisnero guardaba en su límpida alma. La vida de Mario Antonio, “el perro”, Cisnero es una historia tan grande y sublime que las palabras deben respetar la adoración de un redentor silencio. Dejamos algunos de sus conceptos vertidos en su última carta: “Concédeme, oh rey de las victorias, el perdón de la soberbia. He querido ser el soldado más valiente de mi ejército y el argentino más amante de mi Patria. Perdóname este orgullo, Señor.”

¡Silencio respetuoso y profundo! En honor al “Perro Cisnero”: ¡Saludo UNO…!

Gracias hermanos combatientes. Las Malvinas son por siempre ARGENTINAS. Honor y gloria a nuestros soldados. ¡¡¡No los olvidamos!!! 


¡¡¡Viva la Patria!!!


   Máximo Luppino

Leer completo...

MAURICIO, THRILLER DE UN ENOJO

domingo, 24 de marzo de 2019


¡El enojo deriva de la frustración!
El señor presidente de la Nación manifestó su disgusto cuando en una reunión de gabinete ampliado manifestó: “Estoy caliente, siempre me calentó la mentira”. Estas expresiones van a engrosar el infortunado decálogo de frases de Mauricio Macri. El disparate dialéctico continuó en ascenso logrando su clímax cuando disparó: “Hay que remarla un poco más, sin llorarla”. Entre otras cosas, Mauricio desconoce que los argentinos tenemos varios másteres en “remarla”. Diríamos que somos veteranos de épicas regatas de vida y siempre la gente remó con alegría y fe. 

Los que parece que NUNCA la remaron son los del gabinete nacional que poseen, en gran medida, sus fortunas en dólares en el extranjero. Jamás Mauricio los exhortó determinantemente a que repatrien sus fortunas, pero sí le exige más sacrificio al pueblo de la patria. Aquí, el thriller de Mauricio se torna en novela negra…
La mentira se tornó, lamentablemente, en moneda corriente en el universo político. Se miente con un desparpajo tal que los embusteros se indignan ante la sola insinuación de un vestigio de verdad. 
Que sana ilusión poseía el pueblo cuando Macri hablaba de eliminar el cruel impuesto a las ganancias, del hambre 0 y medicamentos gratis para los abuelos humildes. Un sueldo no es ganancia, el salario es retribución por trabajos generados por parte de empleados y obreros; en forma alguna puede ser calificado como acumulación de bienes. Los gobiernos se suceden mientras los gravámenes impositivos crecen, se acumulan y asfixian la economía popular. 
Mauricio Macri se “calienta” por opiniones contrarias a las suyas. Se enoja y promete continuar con su “único camino”, el ajuste rabioso de tarifas y el desamparo de la clase media mayoritaria con la ejecución artera de la industria nacional. Los únicos que poseen derecho genuino a protestar son los expulsados del circuito laboral, los jubilados y pensionados, junto con los que aún tienen trabajo, pero sus sueldos no llegan a cubrir las básicas necesidades ¿De qué protesta Mauricio, de la inflación que no puede controlar?
La campaña del Gobierno Nacional intenta comparar lo malo con lo peor. La posibilidad de una tercera fuerza en disputa más allá de Cristina y Mauricio se insinúa cada vez más, con mayores posibilidades de disputar poder electoral concreto. 
No sabemos si Roberto Lavagna será candidato a presidente de la Nación, menos aún si ganaría las elecciones nacionales de presentarse a la electoral contienda. Lo que sí, debemos agradecerle ya el haber sacudido la modorra que parecía cubrir a oficialistas y opositores. Su aparición generó un debate profundo. Lavagna suma voluntades de lugares diversos, incluso un gran número de individuos que ayer votaron por Cambiemos y hoy se encuentran más que desencantados. 
El ingreso en escena de Lavagna obligó a Sergio Massa a acelerar su colectivo electivo e ingresar en la etapa de definiciones trascendentales, esto le hace mucho bien a la política nacional. 
En tanto, nuestro fantástico Netflix, que posee como protagonista a Mauricio Macri, luego de inculpar a su mismísimo padre de corrupto a escasos días de su muerte, dejó sin aliento a los espectadores más insensibles. El célebre thriller llegó con angustia a su cuarta temporada, ahora insinúa firmar un contrato por un período más. La pregunta es: ¿resistirán los espectadores? ¿Mantendrán la templanza?  ¿O atónitos e indignados los espectadores (a esta altura de un drama de terror) abandonarán la sala de proyección para ser público activo de una película con mayor carga patriótica de emoción? ¡Cuidemos el cine de la nación!
¡El pueblo, algo más que actores de reparto, más bien protagonistas estelares, se bendecido por el gran director cósmico, fuente de toda imagen y sonido!

                Máximo Luppino

Leer completo...

HORDA DE MOTOCHORROS

miércoles, 20 de marzo de 2019

El altisonante rugir de un motor de motocicleta es motivo de alarma y preocupación. Tan extendido está el asalto, ya casi un saqueo colectivo motorizado, que el uso del popular vehículo afecta al usuario de forma tal que lo hace sospechoso de ser un posible delincuente. 

La economía del hambre dramática y su preocupación angustiante es seguida de cerca por la calamidad de la inseguridad cada vez más creciente. Pero si hasta parece una “burla cruel”. Existen muchos casos en los que la víctima se encuentra formalizando su denuncia en sede policial, mientras el malhechor ya fue liberado por la permisiva justicia que parece cuidar sólo los derechos de los malvivientes. 
La educación incorrecta de los jóvenes en la anarquía y el materialismo se alimenta de los malos ejemplos y el desorden. Cuando los que delinquen son tutelados y hasta favorecidos por el régimen de “la puerta giratoria” del poder judicial, se establece de hecho un fomento del delito. La ausencia generalizada del “premio y castigo” desconcierta el criterio comunal de lo que es justo y lo que no lo es. Quizás no por retóricos fundamentos, sino por algo mucho más grave, esto es el ejemplo de las situaciones que de hecho suceden. En otras palabras, delinquir es gratis, tomar un colegio es una anécdota, matar un servidor del orden es visto por la marginalidad como un “galardón heroico”. La educación recta genera buenos ciudadanos responsables y solidarios. La educación del “vale todo” genera forajidos y criminales. 
En el año 2018 se contabilizaron mas de 11.200 denuncias de ataques de motochorros a personas de bien. Muchos finalizaron con la muerte artera del asaltado. La proyección estadística de lo que va del presente 2019 nos habla de un incremento de un 15%, teniendo en cuenta que gran parte de los atracos no son denunciados. Especialistas en la modalidad motochorros contabilizan 40 ataques diarios, como mínimo, solamente en Buenos Aires y Ciudad Autónoma. Habría que sumar los de Rosario, Córdoba y el resto del país. 
Desconsolador también es que los agentes del orden, policías, gendarmes y prefectos también son víctimas de los malhechores, ya que cuando actúan son sometidos, en general, a una situación en la que los miembros de las fuerzas de seguridad son enjuiciados en vez de ser estimulados con las felicitaciones del caso. Pero si parece el mundo del revés de María Elena Walsh ¿Hasta dónde llegaremos en el ejercicio de lo inadecuado?
Este funesto e injusto sistema desalienta al habitante honesto y estimula al simpatizante del submundo oscuro del delito, desconcierta y fomenta el malhumor social. Debemos trabajar para ordenar a nuestra sociedad y llamar las cosas por su nombre. El estímulo en la virtud debe aplicarse de manera rotunda, al igual que la censura moral y legal para con la criminalidad. 
No se puede vivir dignamente si estamos a merced de los saqueadores de nuestros hogares y bienes y hasta de los que arrebatan la sagrada vida de nuestros seres queridos. 
La República necesita fiscales y jueces comprometidos con los ciudadanos indefensos, con las víctimas de estos destructores de sueños. Un país se construye a partir del ORDEN y la equidad. 
Una Nación con una marea de obreros y empleados desocupados, los que aún poseen trabajo con sueldos magros que ni para alimentos suele alcanzar, con una inflación desorbitante, oprimidos por tarifas de servicios usurarias y con los índices de delitos que padecemos, todo esto conforma un cóctel social de humor demasiado inestable. Si sumamos estar a merced de los asaltantes se conforma un estado emocional de suma impotencia. 
Prioricemos los valores éticos que nos faciliten una sociedad mejor a partir de nuestro propio y concreto esfuerzo de correctos ciudadanos.
¡DIOS ilumine a los jueces que administran terrena justicia!

                 Máximo Luppino 

Leer completo...

CUESTIÓN DE IDENTIDAD

domingo, 17 de marzo de 2019


Una rama desagradecida con el árbol que le dio vida está destinada a secarse prematuramente sin dejar semillas de continuidad en los surcos maravillosos de la historia.  El árbol fuerte y lozano es el Movimiento del General Juan Domingo Perón, la rama ni es digna de ser nombrada. 


Los sentimientos son el motor de la acción. Desde siempre pertenecimos al Movimiento Nacional Peronista. Comulgamos con su doctrina de justicia social, con sus valores humanistas y cristianos. Valoramos el estar dispuestos y solidarios con los que más necesitan. Sentimos orgullo de ese P.J que dibujó sonrisas en la vida de los trabajadores y los humildes.
Desde esos sentimientos de pertenencia e identidad nos preguntamos: ¿Por qué Unión Ciudadana? ¿Por qué dejar esas siglas del PJ, esa bandera cargada de sacrificio de tantos militantes? Nuestra identidad nos reclama seguir adelante siempre con nuestro escudo en alto, con aquellos símbolos y liturgias propias de nuestra cultura. 
Lo que no pudieron las balas de las dictaduras lo intentan lograr ciertos dirigentes que parecen insolentes desagradecidos. Si cambiamos de nombre damos un golpe artero a nuestra identidad, sentir y pertenencia. Lo que guardamos en el corazón nos moviliza, nos marca el rumbo. Detrás de lo que anhelamos sentidamente construimos un andamiaje intelectual de razones que fundamentan y justifican nuestro accionar. El pensamiento anclado en profundas emociones es un arquitecto poderoso de logros concretos. Claro, la conciencia monitorea nuestras tendencias y con la más valiosa herramienta que el hombre dispone, su voluntad, está modela nuestra conducta sugiriendo el derrotero hacia la luz de lo correcto y conveniente. 
Como todos sabemos, el Movimiento Nacional Peronista encierra un fundamento doctrinario concreto y sutil a la vez, se detiene en la fraternidad para con los humildes de la patria sin olvidar la trascendencia del hombre como SER espiritual. Nuestros valores nacionales de pura argentinidad nos guían a priorizar los intereses nacionales. Comerciando con todo el mundo sin depender de potencia alguna para nuestro desarrollo, colocando al hombre como destinatario de todo el esfuerzo del estado para que reine la equidad. 
No deseamos molestar ni ofender a ningún militante en particular, solamente deseamos manifestar nuestros sentimientos de justicialistas que sabemos que nuestro movimiento posee los pergaminos suficientes como para lidera un frente electoral que vele por el bien común. 
El Peronismo no puede ser “furgón de cola” de un alocado experimento electoral. Una Nación sin identidad propia es un barco sin timón en el océano tempestuoso de los intereses internacionales.
Nuestra identidad peronista reclama el protagonismo que históricamente le corresponde. 
No pertenecemos a Unión Ciudadana (UC). Por convicción, doctrina y sentido de pertenencia e identidad filosófica queremos ser llamados PERONISTAS. Somos parte de ese frondoso árbol de ricos frutos culturales que junto con otros habitantes de este sagrado suelo deseamos una Argentina poderosa y desarrollada con un pueblo feliz.  
Nuestra marcha “los muchachos Peronistas” se alimentó del corazón de EVA PERÓN, de su obra en favor de los grasitas y descamisados. ¿EVA desearía dejar de SER peronista para ensayar una desconcertante mutación? Todos sabemos que Evita no cambiaría su identidad de forma alguna. 
Sorteemos la trampa de la grieta construida por los especuladores y fanáticos, pensemos en la Nación, reflexionemos con límpida razón. Cuestión de identidad es saber reconocer de dónde venimos. Honrar nuestras raíces, amar la tierra que nos vio nacer, valorar el sudor esperanzado de nuestros padres y abuelos, la familia como usina de virtud y cultura. Creencias, folclore, tango y rock nacional, la Iglesia los domingos, la FE en DIOS y el mate con tortas los días de lluvia. El valor de nuestras Malvinas que sabemos que son por siempre argentinas. Y claro ese reverencial afecto al General y a EVA como parte viva de la familia de nuestra Nación. 
Lo que el ALMA ama el corazón venera y el intelecto sigue. 
¡Siempre peronistas, cuestión de identidad! 

            Máximo Luppino

Leer completo...

¿CAMBIEMOS, RUMBO A LA IMPLOSIÓN?

martes, 12 de marzo de 2019


Entre el resultado de las primarias en La Pampa primero y ahora los guarismos de las elecciones en Neuquén, que dejó tercero cómodo al candidato de Cambiemos, más un dólar que cual alpinista compulsivo no cesa de trepar, se están diseñando unos días difíciles para Mauricio Macri. 

En Neuquén se miraba quién salía debajo, en este caso Rioseco se impuso a Quiroga. Esa fue la noticia oscura para Macri y el dato tan requerido por los analistas políticos y laboratorios electorales. 
Todos miramos a Neuquén atentamente sin dejar de oír los altisonantes tambores de protestas de los Radicales en Córdoba, un fundamental bastión electoral del presidente de la Nación. En esta importante provincia en cuanto al número de electores se refleja un acalorado enfrentamiento entre Mestre y Negri. La casa Rosada, en la voz de Marcos Peña, habla de no admitir internas en Cambiemos. Mientras, Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza, pidió que las diferencias se diriman en las PASO, que desde Balcarce 50 no quieren otorgar. Un desafío más a los naturales mandos de la Rosada. En el estado que se encuentra Cambiemos no puede dejar heridos y disconformes en la provincia 
Jujuy, en manos de Gerardo Morales, también desdobla sus elecciones provinciales. La “hora señalada” será el 9 de junio próximo. La “rebelión en la granja” se generalizó en todo el amarillo espectro. Si Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal permanecen firmes acatando las órdenes de Mauricio, el resto es un gallinero alborotado por los números en baja de la imagen presidencial. A pesar de la lealtad de Vidal, no son pocas las voces que presionan cada vez con mayor insistencia su convicción para que la gobernadora de Buenos Aires sea la candidata a presidente de Cambiemos, o al menos la vice de Mauricio. 
Estamos presenciando una posible diáspora de la alianza gobernante, es la anarquía del “sálvese quien pueda” y cada gobernador e intendente atiende su juego, es decir su territorio y la posibilidad concreta y anhelada de ser reelecto. Todo político desea escapar a esa horrorosa y fantasmagórica calificación de “Los sin tierra” por aquellos que no poseen gobernaciones e intendencias de su propio color político que respalde su accionar. 
Pero quizás la peor noticia la dio la verde divisa que llegó a cotizar a más de $43 y produjo un temblor bursátil de magnitudes considerables. El miedo volvió a apersonarse en comercios y pymes. La economía argentina estará siempre caminando entre las ciénagas de la incertidumbre mientras naveguemos entre dos monedas: una formal, nuestro peso ahora ataviado con pintorescos animales, y el poderoso DÓLAR que reina en las reales esferas de poder y comercio en gran escala.  Tan golpeada es nuestra moneda propia que el dólar emerge como una necesidad de muchos pequeños ahorristas para combatir algún tanto la siniestra inflación reinante. 
Si algo faltaba habló Marcelo Tinelli: “Tanto Macri como Cristina son caras de la misma moneda, ya tienen el boleto picado. Hay que pensar en una tercera fuerza de opción válida”… Las derrotas dispersan las tropas, mientras que las victorias aglutinan voluntades. Es la única explicación posible a tantas voces ansiosas de mostrar su disconformidad con la actual situación sociopolítica.
Las próximas horas serán cruciales. Son tiempos de calma y templanza. Lo que está en juego es el destino de nuestra amada Nación. Sabemos que muchas cosas buenas se aproximan para  los argentinos. 
¡DIOS ilumine a nuestros dirigentes!

             Máximo Luppino

Leer completo...

PARTIÓ FRANCO MACRI

domingo, 3 de marzo de 2019


La muerte nos golpea a todos por igual, nos sorprende con su pesado manto gris de amarguras añejas, nos abofetea sin piedad y nos trastoca emocionalmente dejándonos indefensos llenos de impotencia y nostalgias. 

El fallecimiento de una persona íntima nos deposita en un lugar desconocido para nuestro sentir, nos da una perspectiva más real de las circunstancias que nos rodean y nos arranca lágrimas de singular dolor, es la más dura de las soledades. 
Tan poderosa es la presencia de la muerte que produce una sensible tregua hasta en la virulenta batalla política en la que nuestro país está inmerso. Condolencias a Mauricio y familia florecieron de todas las latitudes partidarias. Por un momento, el llanto ajeno se confunde con el propio, es un llamado de atención que nos muestra de golpe donde está lo trascendente y donde las infantiles tonterías diarias.
¿En qué grado afectará al presidente de la Nación el deceso de su padre? ¿Alguien tendrá la imprudencia de politizar con este luctuoso acontecimiento? Creemos que nuestra sociedad en su conjunto ha madurado los suficiente para guardar el respeto que las circunstancias ameritan, una muerte refleja el fallecimiento de nuestros propios seres queridos. Nuestro pesar profundo para con el presidente de la Nación y familia, que DIOS guarde el alma de Franco Macri. 
Franco Macri se encontraba entre los más poderosos empresarios argentinos, nacido en Roma, Italia, se radicó en nuestra patria a temprana edad. Comenzó a trabajar como albañil, para desde abajo, muy abajo, construir un gran imperio económico. Tesón y voluntad de trabajo indomable permitieron que el albañil cambiara balde y fratacho por dólares y poderosos bonos encumbrados en la Bolsa de Valores. Es “el sueño argentino”. Si algo le faltaba al pujante administrador, su hijo llegó a la primera magistratura de la República. 
Más allá de todas las ausencias, la contienda política continuará con su vertiginoso derrotero lleno de ambición y los próximos disparos electorales vendrán cargados con fuertes y pesados perdigones. Pero es nuestra obligación NO olvidar y honrar a nuestros muertos dando a los demás lo mejor de nosotros. La existencia, que SÍ posee sublime sentido vivirla, tiene dos axiomas de ORO: el aprendizaje constante para superarnos y el sentido de servicio al prójimo. En la felicidad del vecino encontramos nuestra propia realización.
 Que DIOS, nuestro señor, nos guíe hacia lo trascendente para evolucionar. 

             Máximo Luppino

Leer completo...