ARA SAN JUAN, ENTRE LA GLORIA Y LA DESIDIA

domingo, 18 de noviembre de 2018


Hace más de un año que el ARA SAN JUÁN, junto a su heroica tripulación, ingresaba dignamente al sagrado arcón de los valores no negociables de la argentinidad. Igual que Malvinas, o la gesta Antártica, el desaparecido submarino posee un lugar destacado en la memoria incorruptible del pueblo argentino. 

Nuestra nave de guerra fue hallada a 900 metros de profundidad, en un mar frío como la desidia de algunos funcionarios y camaradas de armas que no mantuvieron adecuadamente al ya mítico submarino. 
Jamás olvidemos que si el ARA SAN JUAN navegó cerca de las costas de Malvinas estaba en todo su soberano derecho de hacerlo, son nuestras aguas, nuestro espacio aéreo, nuestras islas inmaculadas, regado su suelo de sangre de valientes hermanos que en valiente combate pelearon por lo nuestro. Si era conveniente, o si el San Juan estaba en condiciones técnicas de proceder a tan delicada misión o simplemente si estaba en situación de surcar el bravío océano, eso es algo que nosotros no podemos calificar. La justicia y los peritos dictaminarán tan delicada cuestión, y los responsables de ordenar a nuestra nave que cumpla con determinados objetivos militares acarrearán las consecuencias de tan delicado accionar. 
La angustiante situación económica de millones de compatriotas que luchan diariamente por alcanzar el sustento básico para sus familias tienta a hacernos olvidar que nuestra patria es una Nación invadida por fuerzas británicas y que por la “razón de las armas” y la más cruda violencia fuimos despojados de nuestras sagradas tierras. En este contexto político hay que enmarcar la acción del ARA SAN JUAN. 
Las naciones se nutren del sacrificio y sudor constante de sus hijos que construyen una Nación soberana y libre para el presente pensando generosamente en la posteridad, en nuestros hijos y nietos. Desde el más modesto trabajador hasta los más destacados científicos y pensadores realizan su aporte a nuestra Nación que crece en la gloria de nuestros héroes, a pesar de la infame desidia de algunos desalmados. Los 44 tripulantes del San Juan nos regalaron un celestial argumento incuestionable para redoblar el compromiso con nuestra sociedad, pensando en una patria libre y justa, con igualdad de oportunidades para todos sus hijos. 44 valientes que entre espuma y sal marina desfilan orgullosos sobre las olas del recuerdo permanente de los hombres buenos de nuestra comunidad. 
Los otros, los menos, no merecen siquiera ser nombrados. El ostracismo de los cobardes es demasiado desolador para siquiera repudiarlos en voz alta. 
44 marinos cubiertos de gloria por nuestra límpida bandera marcharon dichosos junto a DIOS y su infinitud.  

             Máximo Luppino

Leer completo...

DESDOBLAR LAS ELECCIONES DEL 2019

domingo, 11 de noviembre de 2018


Tanto gobernadores, intendentes como legisladores de todo el país se debaten entre preferir elecciones unificadas o desdoblar el cívico acto eleccionario que ungirá a las nuevas autoridades nacionales, provinciales y distritales. Es una danza entre convicciones políticas e intereses personales, una pirinola que gira vertiginosamente en la mesa de las estrategias a optar. Pero esta disyuntiva acompañada de largos insomnios asalta tanto por igual a oficialistas como a opositores. De esta decisión crucial depende la historia personal de muchos políticos que repercutirá en el destino de la Nación toda.

El tema no es menor, todo lo contrario. Mauricio Macri se aferra a la figura de María Eugenia Vidal, la gobernadora que en las encuestas se ve más próxima a la popular aceptación que el mismísimo presidente de la Nación. Esto en sí ocasiona un cisma cada vez más evidente en Cambiemos. 
La imagen deteriorada del primer mandatario nacional, fruto de una economía que amenaza diezmar a la poderosa clase media argentina, es el negro fantasma que opaca las pocas luces en las tinieblas del futuro político de Macri. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, tiene la voluntad de adelantar las elecciones en su provincia, confiado en que su imagen social es mucho más poderosa que la del presidente en la norteña provincia. Este fenómeno es un denominador común en varios gobernadores de las amarillas huestes. Existen intendentes que, encuestas en mano, triunfarían en sus distritos con comodidad si manejan sus propias elecciones distritales en forma independiente del ámbito nacional. 
Mauricio Macri debería pensar que no es un tema de “Traición o lealtad”, más bien es una dura cuestión de supervivencia política. En esta sintonía de árida derrota o dulce triunfo es en la que está siendo observada la gobernadora de Buenos Aires como una mejor opción política para enfrentar las elecciones nacionales del 2019. 
Mientras, el Justicialismo continúa con la titánica tarea de UNIDAD, el sendero elegido parece el correcto. Florecen diálogos y reconciliaciones por doquier. El objetivo del peronismo de triunfar es posible siempre y cuando se ejercite más el sentido común que la soberbia cruel de EGOS gigantescos que amenazan con darle la espalda al célebre movimiento de Juan Perón. Deben los “Compañeros” saber conjugar el inclusivo plural antes que el sombrío despótico YO, YO, YO…
El pueblo argentino la está pasando muy mal. El hambre es un espectro cercano que asoma cada vez más próximo a millones de hermanos desesperados por encontrar trabajo y mejorar sus ingresos. 
Las elecciones del 2019 marcarán de manera indeleble el futuro de nuestra Nación y de alguna manera influirá en América latina de forma rotunda. Confiamos en que los pueblos bien eligen, recibiendo correctas sugerencias de una inteligencia cósmica que nos trasciende y que los “pasos atrás” son generadores de seguros saltos sublimes hacia adelante. En esto confiamos con irrenunciable convicción. 

              Máximo Luppino

Leer completo...

¿TRUMP - BOLSONARO, DISCÍPULOS DE LA BARBARIE?

jueves, 1 de noviembre de 2018


Una “clase política” oxidada y en una medida obscenamente corrupta es el caldo de cultivo para que surjan los fundamentalistas de la barbarie intelectual cual sicarios del buen gusto y de ideales, desgranan sin rubor los más desalmados y torpes criterios de los cuales tengamos noticias.  

Bolsonaro dijo: “Prefiero que un hijo mío muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí" “"Es una desgracia ser patrón en este país, con tantos derechos para los trabajadores” - "No emplearía (hombres y mujeres) con el mismo salario. Pero hay muchas mujeres competentes" “El problema de la dictadura militar en Brasil es que torturo y no mató”…
Estos “juicios” del actual presidente de Brasil no son más que una pequeña muestra de un perfil psicológico e intelectual de un bruto inhumano que desprecia la dimensión sagrada de sus semejantes. ¿Quién preferiría ver muerto a su propio hijo por no coincidir con su elección sexual? ¿Qué sentimientos acuna en su interior el que critica a la dictadura militar por no haber sido lo suficientemente cruel como para “matar poco” o NO matar?
Tanto Trump como Bolsonaro establecen discriminación sexual y racial en un grado práctico insostenible, no obstante, el pueblo de sus respectivos países los destacó con la presidencia de la nación. 
Cuando un hombre que en la actualidad ejerce la primera magistratura de su patria asevera que “El policía que NO mató, aún NO es policía” claramente está convocando a los oscuros fantasmas de la violencia colectiva, está convocando al crimen y la muerte, colocando al homicidio como un “valor profesional” necesario para ser cualificado y destacado en su accionar.  
La relación  Argentina - Brasil pasará por momentos difíciles, el horizonte parece tormentoso, los próximos meses mostrarán una variante incómoda en una relación bilateral que sostenía en el pasado la vigencia del Mercosur. 
Si nuestro querido Santos Discépolo conociera a Trump y a Bolsonaro seguro se tentaría a reescribir su tan mentado “Cambalache”, dándole una dimensión cruel a sus proféticas e insondables poéticas letras.  
El destino de los pueblos es como un río serpenteante que atraviesa dulces llanuras verdes y escabrosas montañas con peligrosos saltos, para al fin desembocar en el infinito océano de liberación total. 
Pensamos en Mahatma Gandhi, Martín Luther King, en Nelson Mandela y tantos otros geniales estadistas como un refugio anímico intelectual ante la oscuridad de algunos presidentes que parecerían querer retornar a las oscuras cavernas del pasado más lúgubre de la humanidad. 
La razón impera si se alimenta del Bien Supremo y la compasión como pasaportes seguros de una lógica de superación de los pueblos. 
Sólo PENSANDO Bien se ACTUA correctamente.
¡DIOS, cuídanos de la tentación del facilismo y el rencor! ¡SEÑOR, no dejes de bendecir nuestra Nación ARGENTINA!

                Máximo Luppino 

Leer completo...

PAZ, PAN Y TRABAJO, ¡ANGUSTIADA SÚPLICA!

domingo, 21 de octubre de 2018


Es desgarrador cuando un pueblo trabajador y manso acude a los pies bendito de su madre celestial, la Virgen de Luján, para implorar trabajo que le permita ganarse el PAN tan necesario para su familia y estar en PAZ por el deber cumplido. 

La misa del movimiento obrero y dirigentes sociales, más políticos preocupados por la situación económica de los empleados, desocupados, jubilados, junto a la clase media que poco a poco pierde capacidad adquisitiva y es absorbida por la ciénaga cruel de una inflación próxima al 50% anual en este gris 2018, fue multitudinaria.
Los tarifazos de servicios esenciales son el profano látigo que lacera las esperanzas de los buenos.  Es que los asalariados saben de trabajo y servicio, de construir casas, saben de hilar prendas, saben de labores dignas, nada saben de “timba financiera” ni de LEBAC o acumular dólares. Cuando en el pasado “sobraba un mango” ampliaban la pieza o pintaban el cuarto de los chicos, quizás acariciaban la caña de pescar para lanzar una línea de esperanzas en las dulces aguas de los ríos de la patria, observando el diáfano luminoso atardecer.  
Pero para la política económica del gobierno, un obrero feliz parece una ofensa al credo liberal extranjerizante que gustosamente profesan. 
La marcha victoriosa de los humildes y desposeídos es indetenible y jamás los muros de la soberbia multinacional pudo detener las aguas de la justicia social. 
Sin piquetes, ni pancartas, menos todavía palos o capuchas, sólo oraciones de FE a la Santa Madre que siempre nos protegió. Los medios hegemónicos escondieron el maravilloso acto de AMOR de un pueblo devoto y pacífico. Continuaron con sus “cantos de sirena” mintiendo y desvirtuando la realidad. 
Centenares de miles de banderas ARGENTINAS brillaban más que nunca en las manos curtidas de gente de trabajo. La patria sufre cuando el corazón de los laburantes está triste.  Las lágrimas suelen hacer más historia que el estruendo de los fusiles, y las plegarias son infinitamente más poderosas que las bombas asesinas. 
El sábado 20 de octubre se eligió el camino correcto, se eligió la FE, la patria, se imploró una cuestión esencial: PAZ, PAN y TRABAJO. Los señores del mercado van a negar este derecho inalienable de la condición humana.
Sólo se trata de TRABAJO, sólo desean vivir con la seguridad de sus fábricas abiertas, produciendo para crecer.  
¡DIOS escuche la súplica de nuestra gente!
¡DIOS bendiga nuestra patria ARGENTINA!

          Máximo Luppino

Leer completo...

DELFINA, MEDALLA PARA ARGENTINA Y EL CIELO

miércoles, 10 de octubre de 2018


Delfina Pignatiello alcanzó la primera medalla en la historia de la natación argentina en Juegos Olímpicos Juveniles. En las Olimpiadas de Buenos Aires 2018, Delfina logró la medalla de plata en natación de 800 metros estilo libre, abriendo la puerta del medallero para futuros logros atléticos para nuestros jóvenes deportistas. 

Pero su hazaña deportiva cobraría un místico sentido trascendente cuando en el momento de su premiación recordó con llanto profundo a su abuela que días antes partió rumbo a la inmensidad. Allí, en ese preciado infinito instante del corazón, la medalla de plata alcanzó su resplandor más inmaculado. El momento fue sublime, y el argentino orgullo cedió gentilmente su lugar de privilegio al insondable afecto familiar. Todos fuimos nietos recordando a nuestros abuelos en el más allá. Sonrisas con arrugas llenas de AMOR acudían a nuestra memoria y otra vez sentíamos las caricias celestiales de la abuela con sus blancos cabellos llenos de luz. Las lágrimas visitaron nuestros rostros y el tiempo se disolvió en el universo de la nostalgia, otra vez corríamos por los pasillos de la vieja casa rumbo al abrazo de felicidad por los nonos que llegaban a consentirnos y regalarnos toneladas de puras caricias. 
Delfina Pignatiello nos recordó que, con esfuerzo constante y disciplinado, los logros llegan y los triunfos se concretan. Pero mucho más importante, nos señaló el valor de la familia y la importancia de los sentimientos siempre presentes en el corazón. 
Los jóvenes deportistas de la patria cumpliendo con entusiasmo su vocación apuntalan con bravura la argentinidad. Esfuerzo, dedicación, trabajo y mucha disciplina son los nutrientes indispensables del éxito. Aprendamos y sigamos intentando con fuerza ser mejores personas, solidarias y fraternales con nuestro prójimo y la creación toda.
El agradecimiento es uno de los senderos que conducen directamente al cielo de la dicha espiritual. Delfina parece conocer este noble sendero.  
Tan grande es la medalla alcanzada por nuestra atleta que alegró a la Argentina toda y alcanzó para regocijar abuelos y nietos en un mensaje que llegó a las doradas playas del universo estelar. Delfina sintió a su lado la presencia de su abuela en la competencia y seguro que energías silenciosas, pero poderosas, recargaban de potencia el espíritu de Delfina. 
Los que siembran desidias cosecharán desiertos de completa desolación.
Los que siembran trabajo y amor cosecharán dicha espiritual trascendente. 
“Todo mejorará en el futuro si hacemos un esfuerzo espiritual en el presente”
¡Gracias, Delfina Pignatiello, por la medalla y mucho más por tu ejemplo de vida! 
¡DIOS bendiga a nuestros atletas!

                 Máximo Luppino

Leer completo...

NADANDO EN LA ARENA

jueves, 4 de octubre de 2018


Desde que “Cambiemos” se instauró en el poder político nacional, el pueblo de la república parece ser azotado por un tsunami de penurias. 

El plan es la entrega de nuestra identidad nacional. El objetivo, reducirnos a la más pequeña de las colonias del cruel imperio dominante. Próceres desterrados de nuestro papel moneda, consentir el uso de pasaportes para viajar a nuestras queridas Malvinas, como si fuéramos a otro país, parecen otorgarle derechos al pirata invasor.  
Arrodillado, sin sonrojarse, se le entregó el manejo económico de la Nación al Fondo Monetario Internacional (FMI) Para más claridad conceptual, nuestro presidente, a viva voz manifestó sus deseos más íntimos: Los argentinos ya se van a enamorar de Lagarde como él.   
El desgraciado incidente de nuestro querido ARA SAN JUAN con los 44 nuevos héroes de la Nación es todo un capítulo de desidia y horror gubernamental en sí mismo.
 ¡DIOS guarde en su infinita bondad a nuestros soldados de la patria!
“Cambiemos” cambió el trabajo por desocupación, las changas por el retorno de los trueques barriales y la mesa con alimentos por hambre crónica…
Los trabajadores nadan en la arena para poder subsistir y los desocupados bucean en la negra noche de la desesperanza. 
Ahora vaticinan que viviremos varios meses muy difíciles ¿Esto que padecemos es un viaje por Disney? Ya con casi tres años de gobierno, la gente consolidó un concepto concreto y definido sobre el gobierno de Macri. Esta medición de valor de gestión se mide en números negativos…
“Los peores días de los trabajadores son de Cambiemos”
Ya no tenemos Ministerio de Trabajo ni de Salud, el achique de la Nación parece no tener fin, mientras los señores ministros continúan con sus fortunas invertidas en el exterior, casi como un manifiesto de inoperancia propia o quizás como un acta impune y cobarde de rendición a las internacionales finanzas. 
El panorama oscila entre muy triste y desolador, pero hay patria, hay pueblo y gente que ama la tierra donde nació y vio morir a sus padres y abuelos. Con viejas tacuaras de ideales heroicos de un magnífico tiempo de valientes que siempre están para ver ondear solemne e inmaculada nuestra bandera Argentina. 
El proceso de recuperación de la argentinidad está en marcha y su derrotero es glorioso. Con la bendición de DIOS, nuestro señor, la patria con sus humildes dignos trabajadores volverá a sonreír. 
¡Los pueblos no se suicidan, DIOS protege a sus amados hijos!

                   Máximo Luppino

Leer completo...

LA JUSTICIA, EL PRESTIGIO DE LA POLÍTICA Y LA LENGUA COMÚN, PILARES DEBILITADOS DE LA NACIÓN ARGENTINA

domingo, 30 de septiembre de 2018


En momentos de incertidumbre amerita reflexionar colectivamente sobre la naturaleza y las características del ataque cultural e institucional que estamos sufriendo, es menester comprender la naturaleza del conflicto al que nos enfrentamos. Una vez más nos encontramos en el umbral de la división y el enfrentamiento entre hermanos. 

El sustrato de incertidumbre y de caos en que vive nuestro pueblo y la falta de dirigentes que porten un mínimo de esperanza, con la sabiduría necesaria para marcar un camino claro hacia la reconciliación nacional, nos impide recuperar la organización popular que es nuestro hábitat común y nuestro único resguardo. 
Se trata de comprender el signo de los tiempos, no se trata hoy, de luchar por conducir hombres, sino de reunirse y darle una conducción al proceso de transfiguración que está viviendo El Movimiento Nacional sin nuestra ayuda, y lo que es aun peor sin que muchos de nuestros dirigentes lo noten. Estamos frente a un viejo conflicto con nuevas características. 
La palabra sensación es uno de los conceptos que en los últimos tiempos adquirió muy mala prensa, sin embargo, el hombre es un ser metafísico, tanto como ser biológico, como espiritual, por lo tanto, aborda la realidad social, es decir, su propio mundo a través de sus órganos sensoriales, justamente sobre estos órganos operan los medios masivos de comunicación, muchas veces apéndices de lobbies internacionales que intentan la disgregación de la Patria torciendo su propio Ser. 
Por ejemplo, La Justicia, bastión y garante de toda comunidad que decida no renunciar a esta categoría y vivir una vida en común y reglada, nota como día a día, su estructura se degrada ante los ojos de sus integrantes. 
La Justicia dejó de ser ciega y ecuánime, para mirar arbitrariamente con un solo ojo, los jueces dejaron de expresarse solo a través de sus fallos y se conformaron en un partido judicial con terminal en el poder de turno, contando con los medios masivos de comunicación como sus cuadros más importantes en la batalla de opinión que se está librando. Sus sentencias son comunicadas masivamente con anterioridad al conocimiento de las partes, dichos fallos se alimentan por lo general de delaciones de delincuentes en fuga, divorciadas de la materialidad del hecho. Así, se manifiesta la mayoría de las veces el partido judicial, tergiversando o exagerando la realidad, logrando crear con este modus operandi una sensación por encima del hecho jurídico, buscando de manera artera la demonización de toda dirigencia ajena al proyecto de gobierno, sea esta dirigencia, gremial, política, o empresarial. Sin dirigencia opositora, no hay política posible y solo sin política se puede sostener una tiranía enmascarada. Con esto no intentamos quitarle responsabilidad a aquellos que lejos de ser servidores de la vida pública, se han servido de ella, pero la generalidad diaria apunta a destruir toda organización que pretenda resistir la injusticia o prepararse para construir una alternativa de poder, donde la justicia deberá ser, su sello distintivo. 
Esto no es una forma de decir, como dice el viejo adagio, para muestra sobra un botón, hoy tenemos denunciados dos excelentes fiscales de la Nación por no pertenecer al partido judicial, y haberse atrevido a denunciar a funcionarios en ejercicio del gobierno actual. Penetrar el blindaje para cumplir con su deber conlleva un costo bastante alto, hablamos del Fiscal Federico Delgado, un fiscal federal estudioso de la filosofía del derecho y del fiscal federal Sergio Rodríguez. 
El Juez federal Claudio Bonadio y el jefe de la AFI (Agencia federal de investigaciones), desplegaron una persecución judicial implacable. 
Es evidente que, medios masivos de comunicación, Jueces acólitos y la conducción política de la AFI, crean un dispositivo de blindaje y persecución muy difícil de sortear por esta débil democracia. 
Cuando “la justicia” deja de tener como sustrato la arena ético-moral y los actores político-institucionales operan sobre el único capital indispensable y necesario que el hombre público debe resguardar, su prestigio, la comunidad pierde la referencia de sus líderes, se crea la anarquía y La nación como tal, empieza a perder su unidad. 
Estos elementos que conforman dicho dispositivo son regenteados por la oficina anticorrupción del poder ejecutivo, la cual se encuentra conducida por Laura Alonso, la cual está sospechada de corrupción junto a su esposo, por el nivel de extorsión que llevó adelante con su fundación “Poder Ciudadano”, instrumento cuyo único objetivo, fue esmerilar a los funcionarios del gobierno anterior. 
No es necesario ser Peronista, para darnos cuenta que estamos en un marco gubernamental-operacional que nos remite a las peores épocas de nuestra historia. Se ha elegido como blanco al peronismo en su conjunto, ya que este es la única oposición a este plan de entrega que porta una tradición nacional, ya que el resto se han diluido. 
La frivolidad y la hipocresía han montado, un falso discurso de purismo y moralina, cuyo su único fin es demonizar toda política de resistencia a la disgregación nacional y de defensa a la dirigencia de la comunidad. 
Cuando el universo que rodea al hombre argentino, lo aleja de su Estado, o este, lo percibe más que como la herramienta que administra su patrimonio cultural y material como su saqueador, y el discurso gubernamental no logra extenderse más allá de su propia órbita, cada vez más reducida, por lo tanto con un claro carácter oligárquico y los signos enviados, a través de su dispositivo intenta obligarnos a leer la política en clave judicial, es menester tomar una distancia prudente para lograr apreciar la realidad argentina bajo nuestras propias categorías de análisis para evitar el macartismo de Estado, donde los poderosos son los buenos y los demás los malos, esto no es una impresión subjetiva, ellos ya están llevando a cabo el juicio, tanto es así, que el acusado es el Movimiento Peronista, y a lo sumo, este puede si colabora con el poder de turno recibir una amnistía, por eso el discurso del poder habla del peronismo como obstáculo 
del progreso argentino o del peronismo perdonable, más claro echémosle agua. A este pseudo-peronismo, nosotros lo llamamos peronismo vergonzante. 
Este abordaje lleva al poder siglos antes de la política. 
Este régimen está basado en el mito, mitos que portan la misma naturaleza que portaban los griegos antes de la época de la polis, por aquellas épocas, cuando el hombre no podían explicar racionalmente el embravecimiento del mar, recurrían al mito de la ira de Poseidón, hoy cuando este gobierno no encuentra respuesta a su mala praxis, tanto política como económica, recurre al Mito de la pesada herencia, del costo laboral o del aislamiento del mundo. 
El Mito es una realidad ficticia con su propia lógica que no permite ser discutida, a diferencia de la política que vive del conflicto y debe legitimarse tanto en su ejercicio como en su explicitación. A este ataque es menester incorporarle la autocrítica del propio campo. Si queda claro que el conflicto que enfrentamos a la deslegitimación de la política, la demonización de la dirigencia en su conjunto, con el fin de la usurpación del poder nacional a sabiendas que la pérdida de poder nacional, termina justificando la opresión, es menester discutir las nuevas tareas del Movimiento Nacional. 
Volver a legitimar la política con mayúsculas, escapar al discurso falaz del costo de la política, para justificar la fuga del dinero de la comunidad administrada por su Estado a las mesas de dinero y la timba financiera, timba que se paga con el dinero de los trabajadores. El peligro es mucho más salvaje que el que se puede notar a simple vista, Si la política no fuera una actividad legítima, la militancia se volvería un acto fácilmente criminalizable. 
Este abordaje nos permite quitar el velo que tapa nuestra sólida verdad, recuperar nuestra lengua común, ya que hoy como nunca antes en la historia, El Movimiento Nacional ha aceptado una lógica y un lenguaje ajeno y funcional a su adversario, hace tiempo que para acordar o disentir, los hombres del Movimiento Nacional han dejado de compartir una misma lengua. Recuperar nuestro lenguaje, nos permitirá salir de la resignación o el sin sentido que el opresor nos intenta imponer. 
como nos enseñara El General Perón: 
“LOS PUEBLOS DEPRIMIDOS NO VENCEN” 
Con todo este andamiaje, se nos intenta quitar lo más sagrado que portamos, La Justicia, el prestigio de la política y el lenguaje propio, hace tiempo que no se habla de Objetivos Nacionales, de liberación o dependencia, de comunidad. La patria panelista nos bombardea con un lenguaje pobre y coyuntural al que nosotros asistimos mansamente y el cual se lleva nuestro tiempo operacional, único recurso no renovable para la militancia organizada. 
Sin lenguaje y quehacer común no hay unidad posible. La fortaleza de la entrega está basada en la dispersión de la resistencia. 
Abandonando nuestra mirada y lengua nacional perderemos para siempre los elementos constitutivos del sujeto histórico político, que desde hace décadas hemos logrado y que hemos denominado “El Hombre Argentino”, un hombre de su época y de su tierra, un sujeto que conoce el secreto de que nadie se desarrolla en una comunidad que no se desarrolla, un hombre que vive en una comunidad nacional, donde el niño antes de nacer y de poder pronunciarlo, ya es por medio de la tradición, un eslabón en la cadena generacional, por la cual queda ligado a su patria, la cual le otorga filiación con el destino común. Estos y no otros, son los elementos a reconstruir para lograr la unidad necesaria que nos permita pasar de la resistencia a la ofensiva, y así volver a tener un Estado que sea la herramienta administrativa del patrimonio de la comunidad y cuya conducción vuelva a las manos de sus verdaderos soberanos. Las nuevas tareas entonces no son otras que volver a reconstruir el hombre argentino y reconvertir la masa en pueblo. 

Jorge Garrido
Leer completo...

SONRÍE, ES PRIMAVERA, EL PERONISMO FLORECE

viernes, 21 de septiembre de 2018


Los designios insondables de las estrellas se alimentan de la voluntad de los cielos. Más allá de mares y montañas, lo que será patente realidad en breve ya se insinúa en la aurora del porvenir. Así como la poderosa primavera pinta las flores de delicados soberanos colores, la VERDAD busca, y siempre encuentra, sus canales de expresión. 

En el pasado, el pueblo reclamaba sus derechos inalienables. Entonces surgió desde el seno de los cuarteles argentinos, el General Juan Domingo Perón. Nacía el justicialismo con su bagaje de derechos a cuestas para ofrecerlos generosamente al “soberano”, a los trabajadores, a los más humildes. En síntesis, como diría EVA PERÓN, a “los descamisados”, a sus incondicionales “grasitas”. Ya nada sería igual, la luz de la conciencia iluminó a la masa trabajadora, sentían que sus derechos ya se palpaban en la Argentina peronista. Esos días que continúan siendo “los más felices de los asalariados” produjeron un quiebre histórico rotundo. ¡Las epopeyas son posibles de la mano de la doctrina del general!...
Los dueños de la tierra deseaban ser también “Dueños de las personas”, administrar sus vidas, convertir a sus semejantes en meros autómatas de producción sin derechos, para así, los ricos ser mucho más ricos y materialmente poderosos. La lucha estaba planteada, las batallas se sucederían una tras otra para que la gente pueda crecer y dar felicidad y realización a sus familias obreras. 
Entre golpes dictatoriales, balas y sangre, idas y vueltas, un día llegó “Cambiemos”. Las promesas eran más dulces que la miel más pura, el optimismo se mostraba en un colorido cotillón televisivo lleno de globos amarillos.   
Pero en verdad llegaba un invierno frio y cruel, destemplado y desolador para la gente. Arteros garrotazos en forma de “tarifas” magullaron la esperanza de los humildes. Las pequeñas y medianas empresas argentinas fueron castigadas sin contemplación alguna. Los clubes barriales no pueden crecer. Todo el esfuerzo es para pagar luz eléctrica, gas y agua, y mantenerse de pie ayudando a sus barriadas profundas. 
En menos de tres años bajaron sus persianas, sólo en Buenos Aires, más de 5.000 lugares que vendían comida, no hay quien compre. Una desocupación que supera los 2 millones de personan y muchos más sub-ocupados que no encuentran changas para sobrevivir.  
La inflación es el peor enemigo del asalariado, recordemos que el índice inflacionario del 2018 será cercano al 47%, puede ser mayor aún. El “mejor equipo de los últimos 50 años”, luego de 3 años de gobierno, NO sólo no pudo controlar la inflación, sino que cada vez se expresa en mayor escala amenazando duramente el bolsillo del empleado. Esto es un verdadero fracaso de la política económica de los “devotos del libre mercado”
Edificaron la “religión” del mercado, la más cruel creencia para los pueblos. Creen en la libertad del “Amo o Patrón” y aniquilan los derechos de dignidad de los empleados. 
Las naciones NO se suicidan, tienden a crecer y ser patria de grandeza y libertad. El invierno de “Cambiemos” es la mejor propaganda para que la gente recuerde y desee la lúcida primavera del peronismo. 
¡Sonríe, es primavera, el peronismo florece! Miles de charlas, reuniones y encuentros de compañeros se multiplican a lo largo y ancho de la república. El crudo sueño de las multinacionales está agonizando. Una vez más volveremos para dar esperanzas y garantías de una mesa llena de manjares a los pobres, una vez más los días más felices retornarán. 
El Peronismo no acompaña ninguna expresión de violencia, nos organizamos para las urnas, para las elecciones libres. El pueblo es pacífico, traten de no abusar de su buena voluntad. 
Feliz primavera de retorno a la doctrina del general, feliz reorganización de nuestras bases populares. Mucho trabajo tenemos por delante, pero la procesión ya comenzó con los primeros pasos de los más voluntariosos. El clamor popular será un susurro de AMOR para plasmar la felicidad del pueblo nuestro. 

¡DIOS bendiga a nuestra patria ARGENTINA!

            Máximo Luppino

Leer completo...

DE LA SOTA, UN APÓSTOL DE LA POLÍTICA

lunes, 17 de septiembre de 2018


Partió el gran cordobés, el tres veces gobernador de la pujante provincia mediterránea, cuna de la argentinidad. 

JOSÉ MANUEL DE LA SOTA se abrazó al infinito en el kilómetro 782 de la autovía de la Ruta Nacional 36 que une las ciudades de Córdoba y Río Cuarto. Ruta que él mismo había construido en una de sus gestiones como gobernador, fallece como todo gran hacedor en el ceno mismo de sus propias obras en favor de la gente. 
Su altura de auténtico estadista lo estrechaba desde siempre con la impronta de servicio solidario de un militante justicialista. Se fue uno de los apóstoles más lúcidos del peronismo. Se ocultó entre las luces y sombras de la diáfana creación un discípulo dilecto del General Perón. Como tal, “El Gallego” fue un trabajador incansable del diálogo y el acuerdo en fraternal dimensión. Eslabón insondable de UNIDAD PERONISTA, dispuesto a dar todas las batallas que fueran necesarias para consagrar el triunfo de la Causa Nacional, de los ideales que absorbió desde joven del ALMA del General y Evita. 
De La Sota, un espejo que nos refleja lo mejor del peronismo, conciliador permanente de vocación cristiana y humanista, sensible intérprete de los sueños de los humildes.  
En su lecho mortuorio llamó una vez más a la UNIDAD. ¿Sabremos escuchar? ¿Renunciaremos al monstruoso EGO de la propia vanidad para ser protagonistas del BIEN que la Nación anhela?
Los Peronchos lo valoran y reconocen incondicionalmente, el resto de la república lo respeta en sincero afecto. 
El gallego siempre estará en la galería de nuestros mejores hombres, en el altar de los consagrados a la luminosa doctrina de Juan Domingo. Un ejemplo para jamás olvidar.
Pronto, querido José Manuel, festejaremos juntos los triunfos JUSTICIALISTAS que se están gestando en la república toda. 
Gracias, GALLEGO, por tanto, ¡¡¡Que DIOS te bendiga y hasta siempre!!!

            Máximo Luppino

Leer completo...

EL SILENCIO DEL MAESTRO

domingo, 9 de septiembre de 2018


El maestro acompaña, muestra y comparte, sabe que sus alumnos y discípulos guardan en su interior el mismo conocimiento que él acaricia y profesa. Explica y dialoga constantemente, pero es cuando calla cuando su obra se agiganta… “La palabra convence, pero el ejemplo arrastra” ya que un verdadero maestro vive de cara al saber, cuidando la llama de la sabiduría que se insinúa en su interior. El educador sabe que la verdadera erudición es una conducta recta, una devoción por la proyección cariñosa de su ser en el prójimo a quien considera siempre un hermano en espíritu. 

Dando amor sin reservas ni cuartel, recibe mil bendiciones en formas mágicas, en especial cuando los duendes de la dicha visitan sus sueños en noches reconfortantes de tranquilidad y paz. 
La educación es la llave de la libertad. La ignorancia nos lleva al sufrimiento del no saber. Cultura es tener conciencia de quiénes somos en verdad, saber es tener presente nuestra naturaleza íntima. 
¡Somos maestros y alumnos a la vez! ¡Mientras más enseñamos más aprendemos!
Las aulas son templos donde se construye independencia y solidaridad, patriotismo y fraternidad. Las aulas son el corazón de una Nación. 
DIOS quiera que en nuestra ARGENTINA se apoye, desde el Estado, tan noble actividad que determinará la calidad de país que seremos acorde a lo gestado en los hogares y escuelas. 
¡Feliz día a todos los maestros! A los que formalmente se desempeñan en esta digna función, como a los que aman compartir lo que su ALMA les susurra. 
¡Feliz día a todos los docentes de nuestra querida Nación, la patria los necesita!
Gracias a todos los maestros de nuestro pasado y a los del presente, en especial a Don Pedro Montaña, un soberano de los días, un autodidacta sin parangón, un ser lleno de luz que iluminaba todo su rededor. ¡Gracias Don PEDRO!
¡Amando el saber se AMA la VIDA!

                Máximo Luppino

Leer completo...