POLARIZACIÓN Y MIEDO

domingo, 21 de julio de 2019


La campaña política ingresó en la más enlodada de las porquerizas. Se trata de empalidecer la figura de los contrincantes electorales más que de exaltar las virtudes propias y seducir con la verdad y propuestas de gobierno a los expectantes ciudadanos. 

Se recurre a sembrar miedo en el opositor como un fuerte factor para sumar voluntades hacia su propio sector. Nada más paralizante y lúgubre que la desconfianza que proviene del miedo. Sus consecuencias son peligrosas para una sociedad que necesita confraternizar sus esfuerzos para edificar una Nación poderosa con un pueblo feliz. 
La tan mentada polarización crece exponencialmente tras cada declaración y gesto violento que apreciamos en los medios masivos de difusión. Afamados periodistas, artistas y comunicadores sociales ingresaron resueltamente a esta sombría puja electoral. Casi todas las cadenas comunicacionales han tomado partido en forma resuelta y en algunos casos con irreverente alevosía. Olvidando que la fracción triunfante en las próximas elecciones generales va a necesitar de la republicana activa colaboración del sector que resulte relegado en las urnas. 
¿Mauricio o Alberto, el ingeniero del Newman o el abogado profesor de la universidad pública?
¿Las multinacionales dueñas del mercado especulador o las PIMES de emprendimientos familiares que desean crecer con su nacional impronta?
Figuras opuestas en casi todo, Mauricio y Alberto también alimentan la grieta con sus lineamientos internacionales. Macri simpatiza con Bolsonaro, mientras Alberto visitó a Lula en la cárcel de Brasil. 
Mientras Mauricio le rinde pleitesía a Donald Trump, Alberto fue a Uruguay para reunirse con Mujica, a quien nombra como maestro.
Nuestra soberanía política quedó estrujada por los designios arbitrarios del FMI que parece financiar la campaña de Cambiemos “sosteniendo” un dólar en irreal relación cambiaria. Tanto Hacienda como el Banco Central de la República Argentina solicitan directivas directas al FMI para dar cualquier paso financiero. 
La moneda verde está siendo encapsulada artificialmente por millones de pesos que se dilapidan con tal de mostrar solvencia y que la imagen de Macri se muestre ante el electorado como “serio y responsable”. 
¿Qué pasará con la cotización del dólar cuando el pulmotor financiero sea retirado? ¿Cuál será su nuevo e inevitable valor? Claro que esto sacudirá violentamente la endeble economía nacional. 
La política se atavió con ropa de combate. Elisa Carrió, “una pacifista en tanqueta”, dispara munición pesada sobre sus blancos predilectos sin fijarse en los “daños colaterales” que ocasiona. Los exabruptos de hoy dinamitarán los acuerdos del mañana.
Miedo a lo que pueda venir hace repensar el voto de los indecisos, que si bien son minoría podrían volcar definitivamente la elección hacia un lado u otro. 
De todas maneras, creemos que no llegaremos a un balotaje. Las consecuencias de esta extrema polarización potencian el “voto útil” acelerando las definiciones concretas en la primera vuelta electoral. ¡El horno no está para bollos!...
La mesura brilla por su ausencia, el electorado está hipersensible a lo que sucede. El menor números de errores no forzados cuenta en un grado superlativo. 
Un gran número de ciudadanos ya eligió y no siempre lo manifiesta en las encuestas. 
Reina en la patria un clima de “cosa juzgada”. Como si el rumbo nacional ya estuviera determinado por el gran soberano.

                   Máximo Luppino

Leer completo...

ENCUESTAS: “EL CLIENTE SIEMPRE TIENE LA RAZÓN”

domingo, 14 de julio de 2019


¡El que paga siempre tiene la razón, sobre todo cuando se equivoca! 
Desde tiempos inmemoriales la puja entre el BIEN y el MAL realizó una escala obligada en el campamento base de la ética donde la lucha entre la verdad y la conveniencia personal se toman a golpes de puños. Es decir, desde la perspectiva del vendedor es vital agradar al comprador y hacer escuchar lo que los vanidosos oídos egocéntricos desean oír. 

Conforme se aproxima la fecha de las elecciones, las encuestas cobran descomunal importancia ya que, como todos sabemos, existen resultados para todos los gustos y encargos. Básicamente, podemos afirmar que en la misma encuesta reinan dos caras: los resultados reales y paralelamente los números “traviesos” que se presentan en sociedad. 
Las encuestas son un arma preciosa en las campañas electorales. Las muestras de opinión y tendencia del humor social a la hora de sufragar son dinámicas y evolucionantes día tras día en la fluctuante masa de indecisos.
Nuestra realidad política nos muestra que aproximadamente más de un 70% del electorado ya definió su voto en este ultra escenario de polarización extrema que promete profundizarse conforme se aproxima la hora en que los ciudadanos estaremos frente a frente con las determinantes urnas.  La lucha encarnizada y determinante se establece en el intento de conquistar a los no comprometidos aún. 
La posibilidad de un triunfo en primera vuelta cada vez es más cierta. Existe en el ambiente un deseo fuerte y palpable de “pato o gallareta”. Un todo o nada que insinúa quemar las naves en la instancia primera de la elección. 
El 11 de agosto próximo, en las PASO, se evidenciará determinantemente esta voluntad popular que navega con timón firme entre los océanos del rechazo y del miedo confrontando con una economía oscura de hambre, desocupación de la mano por un favoritismo confeso hacia los poderosos de siempre. 
Casi toda la sociedad fue cayendo en la voracidad pasional de la gigantesca grieta alimentada con fuertes nutrientes de intolerancia obsesiva, olvidando que el día después de consagrado el nuevo gobierno debe haber una convocatoria seria a la UNIDAD NACIONAL. 
Si las ofensas continúan creciendo en su ciego derrotero de violencia, mucho más difícil será convocar al diálogo constructivo del “día después”. 
Hoy sólo el triunfar estimula la voluntad de los dirigentes y actores sociales de todos los rubros. La Nación parece sometida a una guerra de opciones que hoy no muestran compasión ni clemencia entre sí.
El FMI colabora en mantener un dólar adormecido en valores irreales, retraído por el respirador artificial de intereses exorbitantes y maniobras que no podrán mantenerse demasiado tiempo más en vigencia. Más atada permanezca la verde divisa hoy, mayor será su salto ascendente mañana. 
En este aspecto, el gobierno de Mauricio Macri juega a la ruleta rusa con el arma totalmente cargada, ya que bien saben los egresados del Newman que este espejismo de desvanecerá con inusitada crueldad económica. 
Miles de personas duermen en las frías calles sin amparo alguno, la situación social es terminal. 
En todos estos años de imperio de Cambiemos, la población mostró madurez institucional y espíritu democrático. La gente parece que espera las urnas para exhibir sus sentimientos. Mientras, las penurias para llevar el pan a la mesa se convirtieron en un diario desafío para millones de argentinos. Algunos políticos caminan por la cuerda floja del total desprestigio popular. 
El juego de las encuestas tendenciosas se pierde en su marea de números ensortijados, al tiempo que muchísima gente pide créditos para comer. Así de compleja es la situación de esta ARGENTINA que nos duele en el ALMA. 
Hacemos votos para que las elecciones conformen el principio de la solución del drama nacional. 
¡DIOS así lo quiera!

               Máximo Luppino

Leer completo...

9 DE JULIO CON SOBERANÍA CUESTIONADA

domingo, 7 de julio de 2019


En la historia de los pueblos del mundo, la grandeza se construyó con trabajo, sacrificio y esfuerzo. Argentina reina en este hemisferio de labor colectiva donde nuestros próceres y prohombres entregaron sus existencias para mantener viva la llama de nuestra identidad.   Claro que creemos en la interacción e interrelación de las naciones, lo cual no significa sometimiento caprichoso y autoritario a los saqueadores de la humanidad. 

Es comprensible que nos pongamos de mal humor cuando nos topamos con un grupo de personas que reclaman realizando un piquete y no nos permiten transitar libremente como nuestra constitución lo establece. Pero parece que olvidamos que nuestra patria se encuentra invadida por una nación usurpadora de los derechos de muchos países que desean ser libres. 
¿Quién ignora que Inglaterra sometió a través de las armas a pueblos africanos, a la India toda y demás naciones? Invadir para ROBAR petróleo, oro, cultivos y lo que se les plazca matando a los lugareños. Inglaterra es el imperio de la sangre y el dolor, saqueadores planetarios, dignos del rechazo más enérgico. ¡No son caballeros, son ladrones universales!
Criticar un piquete es fácil, tomar conciencia de que somos un país usurpado es doloroso. Está claro que nos referimos a la ilegal presencia de Inglaterra en nuestras MALVINAS ARGENTINAS. Las Naciones Unidas reiteran sistemáticamente la irrestricta soberanía argentina sobre las islas y llaman a un diálogo práctico entre los dos países, Inglaterra se ampara en el “derecho de sus armas” y no acata las resoluciones de la ONU. 
Evocamos la epopeya valiente del 2 de abril de 1982 en la que logramos recuperar por un corto tiempo nuestra soberanía efectiva, recordamos siempre a nuestros héroes y combatientes. Justo es recordarlos con profundo orgullo y gratitud a nuestros inmortales soldados que marcharon con honor argento al combate desigual. Peleamos contra la OTAN y los E.E.U.U. Sólo un puñado de países latinoamericanos estrechó filas con nuestra Nación, entre ellos la Nación hermana de PERÚ, para con ellos nuestra eterna gratitud. 
Las batallas se pierden y ganan con antelación en la construcción mental de los individuos, el combate real es el cultural, es el de nuestra identidad criolla y nacional. Por esto duele demasiado cuando el día que conmemoramos la figura de Martín Miguel de Güemes, la Secretaría de Cultura de la Nación publicita un mapa de nuestra república en el que el nombre sagrado de “Islas Malvinas” está ausente y son llamadas por el nombre otorgado por los británicos. ¿Ignorancia justo de la Secretaría de Cultura de la Nación? ¿O simplemente entreguismo cipayo de la más cobarde estirpe? Los grandes medios de comunicación tocaron con profana liviandad el tema. Sólo un puñado de periodistas sanos a puro pulmón informaron con equilibrio el doloroso episodio. 
Hoy Mauricio Macri parece haber cedido el bastón de mando al FMI, ellos pretenden decidir el futuro de nuestra gente. ¿Se lo permitiremos?...
Por esto celebraremos con patriótico espíritu este 9 de Julio, pero sin olvidar nuestras asignaturas pendientes como Nación libre. 
9 de Julio de gratitud a nuestros inmaculados próceres de antaño y a los recientes nuevos héroes: los combatientes de Malvinas, sin olvidar a los 44 marinos del ARA SAN JUAN que cumpliendo patriótica misión encontraron la muerte en un océano de indiferencia de algunos pésimos funcionarios, casi criminales de sus propios hermanos de armas. 
9 de Julio de recuerdo y desafío. La epopeya debe continuar. La patria reclama más grandeza por parte de todos los funcionarios, más entrega y patriotismo. 
A nuestro maravilloso pueblo NO le podemos pedir más de lo que ya, con generosidad divina, le regaló a nuestra ARGENTINA. 
Nuestra gente se brindó siempre gustosa a todo sacrificio para la grandeza de la Nación. Desde las nobles montoneras criollas hasta los pilotos audaces de nuestra Fuerza Aérea y aviación naval, sin olvidar a nuestros soldados gigantes, centauros del combate cruel. 
En este 9 de Julio es bueno que pensemos con sinceridad: “¡Malvinas, volveremos para quedarnos por siempre!
 ¡Viva la patria! 

             Máximo Luppino

Leer completo...

LA BALA DE PLATA

viernes, 5 de julio de 2019


El voraz lobo capitalista continúa devorando con frenesí inusitado el esfuerzo sano de la población de nuestra Nación. Su apetito acumulativo de riquezas cuantiosas parece no tener límites. Las tarifas de servicios públicos son grilletes que esclavizan la economía familiar y extienden certificados de defunción a nuestra noble industria nacional de origen laborioso.

Mientras el animal salvaje multinacional, desposeído de todo sentimiento de compasión, muerde carcomiendo la frágil economía de los hogares argentinos, nuestro gobierno nacional establece condiciones favorables al criminal depredador. Mientras los empleados juntan monedas para subsistir y temen engrosar la multitud creciente de desocupados, los poderosos de siempre reclaman más y más esfuerzos a los humiles de la patria.
Dueños no sólo de las riquezas ajenas, sino propietarios de una hábil retórica falaz, prometen lo que saben que NO van a cumplir.
“El hambre 0” en verdad es HAMBRE por doquier, la reducción de impuestos prometida se tornó en opresión fiscal mayúscula. Todas mentiras presentadas en sociedad con los mejores atuendos de una hipócrita acción desplegada. El cuidado a los ancianos, anunciado en campaña, se convirtió en quita de medicamentos e indiferencia extrema para con nuestros abuelos.
Si Cambiemos obtuviera cuatro años más de gobierno ¿Hasta qué punto de pobreza y angustia nos conduciría?  Reforma laboral, que sería anulación plena y total de los derechos del trabajador y reformular la edad jubilatoria. Quisieran, al parecer, que un obrero se jubile 6 meses después de presentado su certificado de defunción…  “Muerto el perro, se acabó la rabia” parecerían sugerirnos.
Los ciudadanos de la patria poseen una poderosa BALA DE PLATA, se llama sufragio. Sí, nuestro voto nos dará la posibilidad de replantear los destinos de la Nación. Si la gente pasa necesidades es indefectiblemente porque impera un mal gobierno.
Utiliza, hermano, con profundo criterio tu BALA DE PLATA. Podemos construir un futuro mejor para nuestros hijos. Siempre existen múltiples y variados caminos para llegar al destino tan añorado del bienestar colectivo.
Detrás de refinados modales y perfumadas palabras de inocente cordero, se esconde el LOBO asesino de la esperanza popular, el depredador de sueños populares, el que cree que naciste para vivir con la cabeza inclinada ante el ruido profano del dinero mal habido.
Somos hijos y nietos de laburantes, de gente simple y honesta, de patriotas de la fragua y el fratacho, los descendientes de los que empuñaban el disco de arar. Somos los que amamos nuestra patria y nuestra inmaculada bandera. Somos los que sabemos que las Malvinas son argentinas y los que sentimos que pronto volveremos a ellas para jamás dejar las islas al vil invasor. Los que soñamos llorar frente a las tumbas llenas de la valiente y heroica gloria de nuestros soldados. En síntesis, somos el pueblo que continúa forjando esta argentinidad maravillosa que DIOS, nuestro señor, nos regaló.
En pocos días podremos votar. Cuida con singular celo tu BALA DE PLATA, es una democrática oportunidad para volver a lo normal, a vivir dignamente con el fruto de nuestro esfuerzo. Tendremos la oportunidad de construir el mejor futuro que podamos para nuestros niños y jóvenes. Con la poderosa arma de la verdad, aprovecha tu argento disparo de discernimiento y vota  no tanto por lo que te sugieren, sino por lo que tu libre corazón te indique. Elije de cara a nuestra historia, determina sin condicionamiento alguno, recuerda que el LOBO desea continuar devorando tu voluntad de crecer.
Tu BALA DE PLATA es necesario que sea bien utilizada.
¡Votemos en favor de nuestra Nación y la felicidad de la gente!

                  Máximo Luppino

Leer completo...

HÉRCULES EN CAMPAÑA, ALFEÑIQUES GOBERNANDO

lunes, 1 de julio de 2019


Alto, musculoso en un contexto ágil y atlético, con cabellos prolijos danzando armoniosos al viento de la aventura, de mirada tierna pero segura a la vez, exuda fragancia de rosas blancas frescas. Así se presenta el gobierno de Cambiemos. Es un producto atractivo, publicitariamente presentado, amplio de criterio, tolerante y democrático, hasta tiernamente inocente. Víctima de los violentos del pasado, te habla como si fuera tu amigo de la infancia, tu confidente y aliado de mil jornadas de traviesas correrías. Pensás: ¡Qué buena gente, qué agradables! 

Claro, esto es una presentación de campaña electoral. Publicidad de laboratorio, milimétricamente calculada, como si fuera la “venta” de un producto ventajoso. En este caso, de ellos mismos. Es el canto dulce de las sirenas del engaño. Es el abrazo lento y envolvente de un gigantesco pulpo marino que apretará a su presa hasta dejarla sin aliento en los umbrales mismos de la más oscura de las muertes. 
¿Acaso cuando llegan a nuestros hogares las facturas de servicio eléctrico, gas y agua no vamos mes a mes quedando con menos aliento económico?
Cuando vemos los precios de los alimentos alejarse vertiginosamente de la mesa humilde de nuestra población y lloramos viendo a los abuelos no poder siquiera comprar sus medicamentos básicos, vemos entonces la REALIDAD. 
Millones de desocupados y sub-ocupados buscan un trabajo que parecen nunca encontrar. Las fábricas se extinguen y los comercios bajan sus persianas de a decenas cada día. 
Los Hércules de la publicidad resultan ser una cruel mentira, un atroz engaño. Son torpes, anémicos, alfeñiques en el maravilloso arte de gobernar para establecer el bienestar de la gente. 
Bueno sería que la energía creativa publicitaria se trasmutara en medidas concretas de bonanza para nuestros hermanos abandonados y carenciados. En trabajo digno para los trabajadores y oportunidades florecientes para los jóvenes de la patria. 
Cuando la distorsión entre lo que se publicita y lo que se ejecuta es tan grande como la que apreciamos a diario nos cabe preguntarnos: ¿Es mala praxis o todo es parte de un plan macabro para colocar a la Nación de rodillas frente al despiadado imperio al que los gobernantes parecen anhelar servir?
“La única VERDAD es la REALIDAD” - diría un gran estadista 3 veces presidente de la Nación. Aquí es cuando tomamos conciencia que el Hércules publicitario es un cobarde alfeñique cuando se trata de defender los intereses de la gente común. 
El pueblo bien merece un básico bienestar como el de poder vivir cómodamente con el fruto de su trabajo, educar a sus hijos con tranquilidad y acompañar a sus abuelos en el descanso bien ganado luego de una vida de abnegado trabajo. 
El Hércules del gobierno nacional se engripó. No posee la fuerza que dice tener. Está abandonado en las amarillentas hojas caducas de un relato irreal. Confió en los sin corazón y los mercados siempre pagan mal. Ahora, en el invierno de sus días, busca renovar la confianza popular. ¿La gente le dará otra oportunidad o el hambre sacudió ya la conciencia nacional?
Los argentinos necesitamos creer y es correcto que así sea. Nuestra Nación tiene miles de ejemplos a seguir. Hay que buscarlos más cerca de nosotros, fronteras adentro, en nuestro barrio y en las cuadras perfumadas de amistad de nuestro vecindario. El progreso lo construiremos nosotros mismos. Sólo hay que exigirles a los gobiernos que permitan a la gente crecer, que no la manipulen ni le roben esperanzas y esfuerzos. 
Mañana será mejor que hoy. Las flores volverán a regalarnos pétalos de confianza y las sonrisas que nuestra gente jamás vendió se dibujarán cada vez con más frecuencia en el rostro límpido y sagrado de los humildes de la patria. 
¡La realidad de la bondad siempre superó por goleada a la ficción extranjerizante de los sin patria!
Ejercicio para la casa, afirmación positiva para que repitan nuestros hermanos gorilitas: ¡Hay felicidad más allá de Miami! ¡Hay dicha fuera de los E.E.U.U! ¡Hay patria!  ¡ARGENTINA ES TU HOGAR! … 
Repetir con FE y en voz alta por lo menos tres veces al día.

            Máximo Luppino

Leer completo...

EMILIO MONZÓ, LITURGIA PERONISTA

jueves, 27 de junio de 2019


Desde siempre, la madre de todas las batallas fue, es y será la identidad cultural. Somos lo que sentimos como propio aquello que hemos incorporado al poderoso hemisferio del corazón. El primer gran hecho revolucionario del peronismo es aceptar e incorporar los sentimientos como fundamento de la pertenencia política, es saber plenamente que: ¡Los justicialistas son FAMILIA!

No implica rechazar la razón, más bien creer en la inteligencia emotiva y saber que los sentimientos guardan una lógica que suele trascender al útil e importante gélido intelecto.
Luego de la incorporación de Pichetto a las filas de Cambiemos, se produjo una corriente energética en direcciones opuestas. Por un lado, un peronista acompañando a Mauricio es una contradicción en sí misma. Por otro lado, esta decisión del PRO de llamar a un justicialista a sumarse a sus filas fue como reconocer que el “proyecto amarillo” necesitada de la impronta rebelde y brava con hambre de poder propia de los seguidores del GENERAL.
Así fue como Pichetto le prestó fundamento a un somnoliento gobierno nacional con agonía energética crónica. Es que seguir los designios de los mercados es como “bailar con la hermana”. Es como ir a nadar al desierto. El PRO es frío intenso. Emparentado con la elite financiera, el peronismo es caliente y emotivo, con fundamento popular y humanista. Es la noche y el día. 
El día del asado de bienvenida a Pichetto por parte del PRO-PERONISMO como candidato a vice de Macri, finalizó con la entonación de la MARCHA PERONISTA. Ese grito de guerra entonado en miles de batallas dadas por los compañeros de siempre detonó en una incontenible urticaria ideológica por parte del gobierno nacional. Un temor reverencial estalló y los fantasmas del gorilismo se apoderaron de la razón. A partir de aquí todo empeoró para los aliados de Mauricio. Los PRO-PERONISTAS fueron dejados de lado y sistemáticamente excluidos del armado electoral de Cambiemos.
Los eslabones de las CAUSAS Y EFECTOS conforman la inquebrantable cadena del destino. 
Emilio Monzó, como presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, felicitó con sonoros aplausos a los peronistas triunfantes de las últimas elecciones provinciales. Mencionó con inocultable calidez al nuevo gobernador elegido por la provincia de La Pampa, Sergio Ziliotto, a la electa vicegobernadora de Santa Fe en la fórmula que integró junto a Omar Perotti. Continuó Monzó diciendo: "Voy a extender el saludo al próximo intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryola".  Luego, agregó: "Y también saludo a la próxima intendenta de General Roca, María Emilia Soria. Y también a Martín Pérez".
El gesto del presidente de la Cámara fue leído por el gobierno como un nuevo episodio de la distancia que parece acrecentarse entre Monzó y Marcos Peña. Ciertos periodistas, fácilmente identificables, que parecen oficiar como una caja de resonancia de la voluntad de la Casa Rosada, hicieron pública y notoria la molestia del ejecutivo nacional. 
En estos momentos se hace más notorio cómo la historia de pertenencia busca reconciliar viejos enfrentamientos y el peso de la identidad cultural reclama su territorio de afecto interrumpido. 
Alberto Fernández habla de “Encarcelar la venganza”. Claro que es una gran asignatura nacional pendiente. Perdonar y renunciar a la venganza es fácil de decir y muy difícil de aplicar. Pero si queremos enaltecer nuestra doliente Argentina debemos saber trascender el orgullo personal para profesar en conjunto el Bien Común y los ideales de bienestar popular. 
Emilio Monzó fue muy funcional a Mauricio y condujo la Cámara de Diputados con honestidad y equilibrado criterio. Más allá de si es más justicialista que “amarillo” o critica lo que considera criticable, se debe priorizar que esencialmente es un hombre de bien, un dialoguista que sabe sumar esfuerzos. 
El futuro gobierno, sea el que fuere, no puede prescindir de un político de estirpe que sabe de la construcción de espacios plurales positivos. 

             Máximo Luppino

Leer completo...

OFRENDAS PARA EL TRIUNFO

sábado, 22 de junio de 2019


En el altar del éxito, los políticos ofrendan sus mejores esfuerzos personales para llegar a imponerse y acariciar ese triunfo tan sublimemente codiciado. Llegar nunca fue fácil, máxime aún en el escabroso sendero político electoral. 

Las listas de candidatos ya se confeccionaron con los tirones, codazos, sorpresas y empujones propios de los cierres de lista de candidatos. Desde los consejeros escolares de los más remotos distritos, hasta las encumbradas nóminas de senadores y diputados nacionales, todos vale por un lugar en la grilla de largada. Como siempre sucede, muchos quedaron con la lapicera en la mano, esperando estampar su firma en un renglón de profundas expectativas que jamás llegó. Quedó la esperanza diluida en alguna de las tantas despiadadas roscas de estos tiempos sin contemplaciones. Otros, los menos, lograron sus objetivos.  
Tanto Mauricio como Cristina mostraron una entrega especial para intentar triunfar en las elecciones generales del presente año. Ambos renunciaron a su fuerte impronta individual para dar paso a estrategias certeras que sumaran adeptos a sus implacables campañas. Por ejemplo: el señor presidente de la Nación, eligiendo al senador Pichetto como compañero de fórmula, se peronizó con el sacrificio propio que en él esto significa. Le dolió la piel a Mauricio compartir formula con un discípulo del General. No menor es el esfuerzo llevado delante por Cristina cuando cede a Alberto Fernández el lugar de número uno, relegándose a sí misma a la candidatura para vice de la Nación. En un férreo liderazgo popular como el que la expresidenta ejerce, es un gran esfuerzo cederle el corcel blanco del mando formal a Alberto Fernández, su antiguo jefe de gabinete. 
Es que para EGOS tan gigantescos y dilectos como los de Cris y Mauri la peor humillación es la derrota. Ambos están consagrados en cuerpo, mente y alma a triunfar uno sobre el otro. Es una GRAN FINAL que promete no estar aburridos ni distraídos jamás. Hablando de EGOS, Sergio Massa aportó lo suyo. El tigrense detectó que “la grieta” se tragaba todo, incluso a dirigentes de su propio espacio. Ante el riesgo de ser un mero observador de las páginas de historia contemporánea, optó por ser árbitro estrella de una célebre disputa. Sergio prefiere compartir una victoria hoy a transitar un posible anonimato en el podio de triunfadores. Massa jugó sus cartas y seguramente va a dar mucho de sí para obtener un triunfo electoral en la mítica provincia de Buenos Aires como cabeza de lista de los diputados nacionales del binomio Fernández-Fernández.
Claro está que estas ofrendas son interesadas y lucrativas en sus bien definidos propósitos. Buscan tenazmente la palma de la victoria del uno sobre el otro, acariciar el dorado pergamino auténtico del triunfo. 
Las cartas están echadas y las piezas del ajedrez humano se encuentran firmes y ávidas de realizar sus movimientos ¡Hay que jaquear al rey! Las blancas contra las negras, economía liberal-conservadora junto al FMI o populismo que le permitía a la gente morfar todos los días y vacacionar con trabajo asegurado. 
Los terceros en discordia son Lavagna- Urtubey que están pugnando por ingresar a la gran carrera. Los grandotes, a los sopapos, intentan ellos y sólo ellos acumular todos los sufragios, en un juego donde el todo o nada parece ser la dramática conquista. 
La carrera formalmente aún no largó y ya se observa una fatiga en los electores. Saben los sufragantes que van a ser tironeados salvajemente para un lado u otro de un pugilato donde la gente parece tener las manos atadas. Seducción, mentiras, propagandas y emociones fingidas se entremezclarán violentamente para atrapar al bondadoso elector. 
La historia jamás detiene su marcha y el tiempo tirano “no toma prisioneros”. Cada segundo es un fragmento de eternidad. DIOS bendiga la intencionalidad de nuestras fórmulas presidenciales. Una de ellas dirigirá los destinos de nuestra amada Nación.

                Máximo Luppino

Leer completo...

EL PAÍS SIN LUZ

lunes, 17 de junio de 2019


Desde siempre pensamos que el mundo interior, como el VERDADERO hemisferio de existencia, refleja su poder en el fenoménico mundo exterior. Esta idea jamás parecería más certera que cuando en un lluvioso día del padre toda la Nación Argentina quedó a oscuras, paralizada quizás por las sombras emocionales y políticas ineptas de Cambiemos. 

Semáforos apagados en la Capital Federal y el país todo, trenes, subtes, estaciones de servicio sin poder vender combustibles, y negocios forzados a no abrir sus necesitadas persianas de trabajo. Todo parado, congelado en el seno de un intenso frío económico…
El “mejor equipo de los últimos 50 años” dejó a oscuras la república y proyectó su torpeza a países vecinos. Los autodenominados eficientes obtuvieron el premio mayor a la impericia. 
Antes de un ¡Feliz día, papá! Se escuchaba preguntar: ¿Tenés luz? ¿Sabés qué pasó? Es la aventura destemplada de vivir gobernados por la amarilla impronta que adolece de la lógica de la prevención. 
Más de tres años pagando tarifas de luz eléctrica exorbitantes no sólo para que los cortes continúen igual, sino para que se extiendan a la república toda, dejando atónita e impotente a una población cansada de las mentiras y los aumentos desmedidos.
Fueron 6 horas de drama. Lentamente el suministro se fue reestableciendo. Pero… ¿Sabemos qué sucedió? ¿Qué fue lo que produjo este hecho impensado? Aparentemente, nuestro gobierno NO lo sabe.  
¿Qué pasaría si ocurre otro corte y este se extiende por un día o dos? 
Con esta administración nacional parece que NO necesitamos enemigos externos, el gobierno nacional parece atentar contra nuestra población. 
Claro que “Nada es gratis” y la economía universal impera junto a la inefable ley de CAUSA Y EFECTO. Estos infortunios de Cambiemos obtienen su reacción popular en las urnas. Ese mismo domingo de corte y a oscuras se llevaron adelante elecciones en 4 provincias argentinas. Emocionaba ver a fiscales de mesa alumbrarse con celulares y linternas para gustosos cumplir con el deber y derecho de elegir y ser elegidos. Gracias al pueblo la democracia continuaba, una vez más, su derrotero de libertad.   
En las 4 provincias se consagraron gobernadores ciudadanos de origen justicialistas. Sí, el PERONISMO que los “chicos de Newman” quisieron sepultar y subestimaron, se llevaba sendas victorias al historial de triunfos de un movimiento que se orienta a volver a conducir los destinos de la Nación. 
Es que es tan desastrosa y desconcertante la actual impronta nacional, que los que desean poseer trabajo miran esperanzados al partido del General y Eva.  
Alberto Rodríguez Saá, Gildo Insfrán, Omar Perotti y Gustavo Melella son los nuevos 4 alfiles que se suman a la contienda electiva nacional con una insoslayable capacidad de influir en el tan trascendente resultado nacional de las generales del presente año.   
¡Qué la LUZ vuelva y permanezca en los confines de la patria! Además de ser una plegaria esperanzada posee una connotación muy práctica: nos referimos drásticamente al suministro eléctrico. 
La maravilla de los individuos se potencia cuando se agrupa y conforma un pueblo, entonces, parece que la fuerza de DIOS se encuentra más presente que nunca. 
En las próximas elecciones generales 2019 NO votemos contra uno u otro, más bien elijamos en favor de nuestra gente que es elegir en aras de la patria. 
¡Qué la LUZ de la comprensión esté presente a la hora de sufragar y ya que está, que también las bombillas eléctricas permanezcan bien abastecidas!

        Máximo Luppino

Leer completo...

CÓDIGOS DE UN NUEVO TIEMPO

miércoles, 12 de junio de 2019


Existen ocasiones donde parece todo confundirse y entremezclarse, cuando el culto a “ganar” e imponerse en brutal desmedida competencia en desmedro de todo valor ético nos conduce a pisotear el jardín interior de nuestras propias convicciones. El pragmatismo como ejercicio de lógica adaptación a las circunstancias reinantes es natural y adecuado, pero NO es pragmatismo el caminar hacia el sentido opuesto del que nos señala la inequívoca brújula de nuestros ideales. 

Sólo el triunfar importa. En el delirio de llegar al éxito, aplastamos nuestros mejores y más límpidos sueños de trabajar para el bien común. De esta manera, llegamos a invitar a cenar en nuestra mesa al más feroz de los caníbales si creemos que con esto saldremos victoriosos.  
Se presentan lejano aquellos días en los que una persona, por ejemplo perteneciente a la Unión Cívica Radical, transcurría su vida con total coherencia sin sacar los “pies del plato” y contra viento y marea continuaba levantando las banderas radicales. Lo mismo sucedía con el peronismo y el socialismo. Los saltos eran impensados y simplemente no acontecían, todo se tornaba más claro y confiable. 
En la actualidad, la pureza doctrinaria es asesinada por un “puñado de dólares”. Las ideas son ofertadas en el bazar de las personales conveniencias. Sólo el interés reina en el banquete de irrespetuosos merengues utilitarios. 
Las fórmulas presidenciales que se presentan a la comunidad nacional: Alberto Fernández- Cristina Fernández por un lado y Mauricio Macri- Miguel Pichetto por otro ¿Cuánto tienen de sincera asociación y cuánto de lucrativa conveniencia electoral? Dilema de dilemas es responder con certeza la intencionalidad real de los individuos.
“Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclado la vida y herida por un sable sin remache ves llorar la Biblia junto a un calefón.”  Grande Discépolo. El tiempo parece obstinarse en darle la razón al querido autor de “Cambalache”. Cada día nuestra política consagra sus melancólicos paisajes de duro y romántico arrabal. 
Continuando en tónica tanguera: “¡te maquillaste el corazón! ¡Mentiras sin piedad!¡Qué lástima de amor!” “Maquillaje”, de Homero Expósito encierra un cruel criterio que enaltece malignamente al interés por sobre el pensamiento, 
Estamos obligados a adaptarnos, pero sin envenenar nuestras raíces. Claro que “el bambú se dobla, pero no se rompe”. Esperamos que se purifique un tanto lo que debe ser la noble actividad política, de lo contrario perderemos mucho más que una elección. Malgastaremos el sentido de la vida, extraviaremos nuestra identidad como seres espirituales. 
La clase política emerge del enorme abanico de dirigentes nacionales y estos del pueblo todo. La moral de nuestros dirigentes es una galvanización de los ideales medios de nuestra comunidad. Los políticos no vienen de Marte, son salientes de nuestra propia gente. 
Las elecciones generales 2019 muestran un desabrido contenido doctrinario e ideológico. Más bien, se asemeja a un mercado persa donde todo está en venta y es ofertado sin reservas al mejor postor.
En el banquete de confituras electorales para las elecciones generales del 2019 los platos están desabridos de toda vocación de servicio, con profunda ausencia de condimentos partidarios. Un revuelto gramajo con escasa identidad nacional. 
Confiamos en el pueblo argentino que delinea con conocimiento intuitivo las pinceladas históricas firmes en su marcha de bienestar y autorrealización. Confiamos en el Bien y sabemos que si añoramos una sociedad más justa y equitativa debemos mejorar nosotros mismos. Después de todo, poseemos plena conciencia de que la única revolución cierta y valedera es la de nosotros mismos en el diáfano y cristalino territorio de nuestro insondable corazón. 
Mejorando nosotros mismos, mejora nuestra comunidad. Menos palabras y más ejemplos.
                   Máximo Luppino

Leer completo...

ADELANTO: KING KONG VOTARÍA A MAURICIO

martes, 4 de junio de 2019


El gran simio protagonista de tantas hazañas fílmicas, provisto de una formidable fuerza física capaz de desatar destrucción incontenible para con sus eventuales rivales, se comprometería activamente en la campaña de reelección de nuestro presidente de la Nación. Como bien aseveró el tres veces presidente de nuestro país, Juan Perón: “La fuerza es el derecho de las bestias”. 

Claro que muchos son los puntos en común entre Mauri y King: ambos desean permanecer en la más alta cúspide del dominio. Desde la cumbre del poder el señor Kong destruye a sus enemigos, en tanto Mauri se ocupa de flagelar despiadadamente al pueblo con tarifazos y desempleos, ensañándose con furiosa predilección con la clase media de nuestra sociedad. Ambos desean solitariamente permanecer en la cumbre de la cadena alimenticia, disciplinando al resto de la creación. 
Los estrepitosos rugidos del gran gorila (Nos referimos al señor Kong) son ensordecedores y sugieren temor al público… De similar forma, los anuncios presidenciales se tornan difíciles de comprender. En primer término, por el léxico del primer magistrado y en segundo, por las disparatadas propuestas que a semejanza de King difunden pánico entre los trabajadores, empleados y humildes de la patria. 
Es sabido que el simio rey goza de un tremendo apetito: plátanos y frutos diversos son deglutidos con gusto singular. De similar conducta, Mauricio atesora toda suerte de monedas, títulos y acciones. Desde Panamá a Suiza su voracidad es reconocida. 
Los favores pronunciados por Mauricio Macri para con los poderosos, las mineras, los pules de siembra y multinacionales hicieron emocionar hasta las lágrimas al gran simio rey que deslizaba lágrimas de pura gorila emoción. 
Argumentos sobran, dice King Kong, para volver a votar a Mauricio volviéndose ya a esta altura, casi su Jefe de Campaña. Pero olvida que la lluvia de inversiones jamás llegó. La inflación no sólo no se detuvo, sino que trepó hasta peligrosas alturas de vértigo financiero. Los tarifazos en los servicios elementales continuaron sembrando pobreza y desconcierto. Una multitud de despedidos y cesanteados conforman una marea de desocupados que pelean día a día por un plato de comida. Cierran 25 pymes por día y más de 80 comercios bajan diariamente sus persianas. Un riesgo país que oscila alrededor de los 1000 puntos reflejando la incertidumbre que los ponderados mercados tienen por el futuro económico de nuestra Nación. 
Cambiemos es dueño de un rotundo fracaso político y de una hambruna inédita en nuestra sociedad. ¿Qué más puede desear un pueblo sometido? Así como el monarca Kong corría riesgo por la presencia de la raza humana, así mismo los pensamientos humanistas y fraternales están jaqueando las ansias reeleccionistas de Mauricio. La solidaridad argentina es más poderosa que cualquier proclama primitiva. Aquellos días en los que ser útil por lo que un individuo producía era un factor de orgullo, seguro volverán. Cuando una vez más cada hombre debe producir por lo menos lo que consume. Esas jornadas donde el salario permitía buen alimento y discreta capacidad de ahorro, días de esperanza para nuestra juventud, con educación garantizada para todos. 
Producción por encima de la especulación y la pecaminosa y atroz “timba financiera”. Donde las PYMES vuelvan a florecer y los hijos hereden el orgullo familiar de producir para la grandeza de la Nación. 
Nuestra simpatía por King Kong es profunda y comprendemos que su brutalidad proviene de la ignorancia y no de la maldad. Malos son los que a sabiendas entregan el esfuerzo de sus semejantes para propio provecho, aquellos que se burlan de nuestros próceres y héroes, los que se arrodillan emocionados ante extranjera banderas. Creemos en la evolución y todo gorila a su tiempo se tornará en un popular militante, en un ser de bien, en un ciudadano al servicio de la Nación y su gente. 

             Máximo Luppino

Leer completo...