ENTRE EL LOMO Y EL BOFE

jueves, 21 de julio de 2016


Luis Miguel Etchevehere presidente de la Sociedad Rural afirmó: “Pasando la General Paz la gente no come lomo”. Humildemente agregaríamos que como  consecuencia de esta política económica del Pro-Cambiemos, a la gente trabajadora ya se le está haciendo difícil comer. 

Gonzales Fraga nos anotició que los empleados, con sus sueldos, NO pueden viajar al exterior, además de NO comprar plasmas, ni teléfonos celulares. Etchevehere ahora mutila la posibilidad de consumir cortes de carnes “especiales”. Cosa ya de por sí más que escabrosa, fruto de la inflación, tarifazos y magros salarios que impuso Mauricio Macri.
Pero NO se conforman con que los humildes no puedan adquirir elementos tales como computadoras, automóviles o televisores, sino que desean “colonizarnos” para que ni nos atrevamos a desearlos, ni soñarlos. Son bienes propios para una elite de bien agraciados, de la clase dominante, mentora de “Cambiemos”.  Una persona se convierte en “esclava” cuando sus ideales son sepultados en las oscuras cuevas de la falta de espíritu combativo, cuando se le quiere hacer creer “que no merece esto o aquello”. Pero en el corazón del pueblo argentino reina la doctrina del General que nos mostró que: “Lo mejor que tenemos es el pueblo” Que la GENTE TODO LO MERECE.
Pretenden aplastar la gloriosa impronta PERONISTA que le brindaba los medios a los desposeídos para lograr elevarse sobre su condición y estudiar, prepararse y adquirir a través de un digno salario, TODO aquello que bien se le venga en ganas tener. La libertad se ejerce trascendiendo el mosaico socio-económico en el cual nos toca vivir. El Justicialismo es una CULTURA nacional y profundamente humanista que trabaja para la igualdad y progreso de la población toda. ¡Nada menos elitista y conservador que la Doctrina del General!
Entre el lomo y el bofe es una figura muy triste y dura, parecen sugerirnos: “para los ricos lomo, para los pobres bofe”. Carnes blandas y sabrosas para los gringos, achuras y cortes llenos de huesos y grasa para los laburantes. 
La esperanza está intacta en su naturaleza íntima, pero se está mudando de casa. Deja al PRO y vuelve cansada a “la casita de los viejos”. 
La educación es la herramienta fundamental para todo objetivo exitoso, la educación como elemento que nos ayuda a expandir nuestra conciencia y a comprender hacia dónde nos quieren llevar. 
El Pro-Cambiemos atrasa por lo menos 100 años en cuanto a los conceptos sociales. Están mas cerca de la aborrecible esclavitud entre los hombres, que de los cristalinos conceptos de la libertad sublime de los pueblos oprimidos. 
Rechacemos toda suerte de resignación sobre un futuro esclavizante al cual algunos pretenden conducirnos. La gente no solo merece progresar, sino que debemos entre todos facilitar ese progreso, desde lo material a lo espiritual pasando por lo intelectual. Hay derechos adquiridos, hay doctrina y ganas de luchar desde la conciencia despierta. Ejerzamos nuestra obligación divina de compartir y de estar al servicio de la noble causa de justicia e igualdad.
Recordemos con afecto a nuestro Papa Francisco cuando nos expresa: “¡El verdadero poder es el servicio!”

   Máximo Luppino 

Leer completo...

JESÚS CARIGLINO, HISTORIA CON FUTURO

sábado, 16 de julio de 2016


Es por todos reconocido que el municipio de Malvinas Argentinas creció bajo la pujante luminosa tutela de su primer intendente, Jesús Cariglino. Fueron días fundacionales, muy poco había hecho en el hermano distrito, la vocación pionera de Cariglino edificó eficiencia y operatividad por doquier. Así, Malvinas Argentinas se convirtió en un municipio modelo, del cual otras comunas tomaron ejemplo como un parámetro exitoso a seguir.

Es común que las personas valoremos lo que “ya no tenemos, lo que perdimos”. Las recientes mediciones estadísticas brindan números por demás alentadores para Jesús. El 74% de los habitantes del distrito esbozan una contundente imagen positiva sobre Cariglino, mientas que el 65% está dispuesto a votarlo el próximo periodo como Intendente de Malvinas. 
Pero Jesús no estuvo ni está solo en esta empresa humanitaria de ser útil a sus semejantes. Hay una familia bien constituida que comparte ideales y principios de vida. Valores de argentinidad fusionada con la determinación y constancia heredada de la itálica cultura del trabajo. 
Roque Cariglino, un pilar insoslayable de todo lo bueno construido en el distrito en cuestión. Además, hijos y sobrinos junto a colaboradores de toda una vida conforman un equipo pronto a continuar batallando por el bienestar de sus semejantes.  Daremos el ejemplo de Maximiliano Cariglino, quien se encuentra al frente de la ANSES de la sede de Grand Bourg. La constitución de una familia unida en el trabajo fecundo, es sin duda una de las bendiciones más importantes que DIOS pueda regalarnos. 
Cariglino, un apellido con pasado y futuro dentro y fuera de Malvinas Argentinas. Subterráneos y contundentes movimientos sociales auguran un futuro prometedor para una familia que sabe de esfuerzos. 
Vivimos momentos difíciles, donde la gente vuelve a revalorizar las gestiones transparentes y eficaces ¡En este terreno de eficiencia y espíritu de servicio, los Cariglino tienen mucho para aportar!

     Máximo Luppino

Leer completo...

¿Y LOS PRÓCERES?


¿¿Dónde están SAN MARTÍN y MANUEL BELGRANO?? 
El Pro-Cambiemos parece una financiera de las multinacionales, en vez de un gobierno ARGENTINO que debe bregar por en bienestar de la GENTE y la grandeza de la NACIÓN. 

Dar la espalda a nuestros próceres es quedarnos sin arquetipos a seguir. Los padres de la PATRIA deben estar presentes como un horizonte de ideales donde dirigirnos. 

La gente no puede pagar los servicios básicos de gas, luz y agua. ¿¿¿Qué clase de gobierno castiga a su pueblo???

Leer completo...

¡BASTA!

Poco importa el nombre que le demos, la realidad es que el pueblo protestó enérgicamente contra el abuso despiadado de "Cambiemos"

 Muchos de los manifestantes votaron a M. Macri, ahora se vieron obligados a protestar, bajo la lluvia y con mucho dolor.
 Sobre miles de carteles de protestas nos impacto el que aquí reflejamos, como una dura síntesis del popular sentimiento.

¡¡¡DIOS quiera que "cambiemos" cambie, y mire al pueblo con una mirada humanista y ARGENTINA!!!

Máximo Luppino

Leer completo...

BENTEVEO



El alegre Benteveo "No está de solo estar" entona finas partituras de FE y alegría. Caza insectos en el verde patio de nuestro hogar, vuela intrépido y audaz por su celeste territorio. Se digna pararse en nuestra ventana y nos lanza un solemne saludo de pura amistad.

Espero en las mañanas frías su cálida presencia, influye en nuestros corazones cual un poético profeta, como un sabio que surca los tiempos relativos. Es un AMIGO de reflexiones y nostalgias. 

El ALMA sonríe descubriendo el invisible lazo de hermandad que nos sujeta con la belleza del ángel que esconde el benteveo. 

M.L.

Leer completo...

BICENTENARIO, DESFILE, CANSANCIO, TARIFAS

lunes, 11 de julio de 2016


Nuestro Bicentenario llegó con su dorado manto de puro patriotismo popular. La gente salió a conmemorar el cumpleaños de la patria con la efusividad propia de la argentinidad que llevamos a flor de piel. Nos gusta juntarnos, festejar, participar; nuestro optimismo es a prueba de balas, mejor dicho, a prueba de tarifazos e inflación.  

A pesar de la incertidumbre reinante, el pueblo argentino estuvo a la altura de las circunstancias y le dio las GRACIAS a la patria y a sus próceres, esos, recientemente expulsados al frio ostracismo de sus figuras en el papel moneda.  
Un twitter del presidente de la Nación daba aviso que por “cansancio” no acudiría al tan mentado desfile militar y de excombatientes de la noble causa nacional de Malvinas.  Una catarata de críticas afloró en las redes sociales, entonces, Macri se presentó al final de la jornada por menos de una hora reloj. Es que ser presidente es una tarea “insalubre” para quien proviene de las altas esferas glamorosas de los cócteles de los “muchachos” de sangre azul. 
Vimos con alegría las banderas agitar, muchas banderas traídas por la gente, símbolo patrio que el gobierno pareció mezquinar en tan importante evento histórico. 
El tarifazo de Mauricio se presenta como un tortuoso laberinto socio-político creado por el gobierno donde “Cambiemos” parece estar extraviado y sin brújula.   Los topes de 400 y 500% en los servicios no fue una solución, ya que en términos prácticos no se aplicó. Además, esos “límites” de aumento son impagables. El gobierno se obstina en explicar las “razones” del bárbaro incremento, sin comprender que la gente quisiera poder pagar, no abona las facturas por NO contar con el suficiente dinero para hacerlo, doble mortificación para los usuarios.
El Bicentenario nos sorprendió con un presidente muy “cansado” en apenas siete meses de gobierno, ¡esperemos que no se continúe cansando a la gente!
Un Bicentenario en que, a pesar de todo, los ideales patrióticos se dibujaban en el alegre rostro de la gente y en las lágrimas de valentía de nuestros excombatientes. Los funcionarios continúan manteniendo en el exterior sus abultadas fortunas. Unos entregaron su vida por argentina, otros, siendo ministros, no repatrian sus burdos tesoros materiales. 
200 años de historia, apenas un amanecer para una Nación Argentina que está signada a marcar un camino de servicio a la humanidad en el marco de la fraternidad universal. Esa vocación de solidaridad humanista de Argentina para con el mundo ya se aprecia en la figura del Santo Padre FRANCISCO, quien sobre la base de hechos de honestidad y humildad lidera la gran masa popular mundial como un referente de la paz planetaria. 
Argentina, en apenas 200 años generó desde las entrañas de su cultura al Gran FRANCISCO. Esto es una promesa del destino que nos dice: ¡ARGENTINOS, hay mucho más por delante!  A pesar del tarifazo de “Cambiemos”
   
    Máximo Luppino

Leer completo...

CARTA DE FRANCISCO: LA PATRIA NO SE VENDE

domingo, 10 de julio de 2016


El pontífice le envió una carta al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina con motivo de la celebración de los 200 años del acta de la Independiencia.


“A la Madre Patria no se la puede vender”, aseguró el papa Francisco en una carta conocida hoy (viernes 8) y que envió al presidente de la Conferencia Espicopal Argentina, monseñor José María Arancedo, con motivo del Bicentenario de la Independiencia.

En la misiva, que está dirigida "a todo el pueblo argentino”, Francisco expresó que en este marco de la celebración patria quiere estar "cerca de los que más sufren” en el país.

Entre los padecientes mencionó a “los enfermos, los que viven en la indigencia, los presos, los que se sienten solos, los que no tienen trabajo y pasan todo tipo de necesidad, los que son o fueron víctimas de la trata, del comercio humano y explotación de personas, los menores víctimas de abuso y tantos jóvenes que sufren el flagelo de la droga”.

"Deseo que esta celebración nos haga más fuertes en el camino emprendido por nuestros mayores hace ya doscientos años", manifestó Francisco, y remarcó la necesidad de cuidar, amar y jamás "vender" a la Madre Patria.

"Siento la necesidad de pedirles ayuda para continuar andando nuestro destino. A los ancianos, los 'memoriosos' de la historia, les pido que, sobreponiéndose a esta 'cultura del descarte' que mundialmente se nos impone, se animen a soñar" porque "necesitamos de sus sueños, fuente de inspiración", continúa el mensaje del Papa.

"A los jóvenes les pido que no jubilen su existencia en el quietismo burocrático en el que los arrinconan tantas propuestas carentes de ilusión y heroísmo", añade.

"Celebramos doscientos años de camino de una Patria que, en sus deseos y ansias de hermandad, se proyecta más allá de los límites del país: hacia la Patria Grande, la que soñaron San Martin y Bolívar. Esta realidad nos une en una familia de horizontes amplios y lealtad de hermanos", apunta el jefe de la Iglesia católica.

"Pido a Dios, nuestro Padre y Señor, que bendiga nuestra Patria, nos bendiga a todos nosotros; y a la Virgen de Lujan que, como madre, nos cuide en nuestro camino", finaliza el Santo Padre.

La carta completa del Papa por el Bicentenario de la Independencia:

Querido hermano:

En vísperas de la celebración del bicentenario de la lndependencia quiero hacer llegar un cordial saludo, a vos, a los hermanos Obispos, a las Autoridades nacionales y a todo el Pueblo argentino. Deseo que esta celebración nos haga más fuertes en el camino emprendido por nuestros mayores hace ya doscientos años. Con tales augurios expreso a todos los argentinos mi cercanía y la seguridad de mi oración.

De manera especial quiero estar cerca de los que más sufren: los enfermos, los que viven en la indigencia, los presos, los que se sienten solos, los que no tienen trabajo y pasan todo tipo de necesidad, los que son o fueron víctimas de la trata, del comercio humano y explotación de personas, los menores víctimas de abuso y tantos jóvenes que sufren el flagelo de la droga. Todos ellos llevan el duro peso de situaciones, muchas veces límite. Son los hijos más llagados de la Patria.

Sí, hijos de la Patria. En la escuela nos enseñaban a hablar de la Madre Patria, a amar a la Madre Patria. Aquí precisamente se enraiza el sentido patriótico de pertenencia: en el amor a la Madre Patria. Los argentinos usamos una expresión, atrevida y pintoresca a la vez, cuando nos referimos a personas inescrupulosas: "éste es capaz hasta de vender a la madre"; pero sabemos y sentimos hondamente en el corazón que a la Madre no se la vende, no se la puede vender... y tampoco a la Madre Patria.

Celebramos doscientos años de camino de una Patria que, en sus deseos y ansias de hermandad, se proyecta más allá de los límites del país: hacia la Patria Grande, la que soñaron San Martin y Bolívar. Esta realidad nos une en una familia de horizontes amplios y lealtad de hermanos. Por esa Patria Grande también rezamos hoy en nuestra celebración: que el Señor la cuide, la haga fuerte, más hermana y la defienda de todo tipo de colonizaciones.

Con estos doscientos años de respaldo se nos pide seguir caminando, mirar hacia adelante. Para lograrlo pienso -de manera especial- en los ancianos y en los jóvenes, y siento la necesidad de pedirles ayuda para continuar andando nuestro destino. A los ancianos, los "memoriosos" de la historia, les pido que, sobreponiéndose a esta "cultura del descarte" que mundialmente se nos impone, se animen a soñar. Necesitamos de sus sueños , fuente de inspiración. A los jóvenes les pido que no jubilen su existencia en el quietismo burocrático en el que los arrinconan tantas propuestas carentes de ilusión y heroísmo. Estoy convencido de que nuestra Patria necesita hacer viva la profecía de Joel (cf. Jl 4, 1). Sólo si nuestros abuelos se animan a soñar y nuestros jóvenes a profetizar cosas grandes, la Patria podrá ser libre. Necesitamos de abuelos soñadores que empujen y de jóvenes que -inspirados en esos mismos sueños- corran hacia adelante con la creatividad de la profecía.

Querido hermano pido a Dios, nuestro Padre y Señor, que bendiga nuestra Patria, nos bendiga a todos nosotros; y a la Virgen de Lujan que, como madre, nos cuide en nuestro camino. Y, por favor, no te olvides de rezar por mí.

Fraternalmente

Francisco

Fuente: INFOBAE

Leer completo...

EL TÚNEL DE “CAMBIEMOS”

miércoles, 6 de julio de 2016


El túnel del Pro-Cambiemos está lleno de sombríos y tétricos laberintos donde se sumergen las penurias de los pobres, para extraviarlos por siempre de toda esperanza. La luz al final del túnel es la FE del pueblo en sí mismo y en los dirigentes emergentes de sus propias divinas entrañas.

Es la certeza de los pueblos en la magnífica llama de luz dorada del soberano SOL. 
Cambiemos nos habla de luz artificial, la de los ricos dueños de los reflectores que sólo apuntan iluminar sus propios mezquinos intereses. El vil señuelo de las multinacionales que se tornan poderosas económicamente apoderándose del trabajo fecundo de los pueblos del mundo, sepultándolos en la más humillante pobreza. Aquí, nuestro presidente Mauricio Macri les permite llevarse el ORO de nuestras tierras sin gravamen impositivo alguno ¡Un “legalizado” saqueo de los bienes supremos de nuestra tierra! Mientras, el argentino que hiere a la madre tierra arrancándole el precioso mineral no llega a fin de mes con decoro económico. 
 El trabajador posee el anhelo de que trabajando pueda educar con soltura a sus hijos, proveerlos de lo necesario para que se desenvuelvan con dignidad. Comenzando por el merecedor sustento alimenticio, el vestir y el estar rodeado de la certidumbre que con los sueldos laboriosamente ganados por sus padres puedan proyectarse a un futuro mejor. Escalar en el sendero del progreso para ver a su familia vivir con felicidad y desarrollarse en la sana cultura del SER ARGENTINO. 
El túnel de Cambiemos en la voz de González Fraga que con total liviandad cuestiona el sufrir de los humildes expresando: “Hay que ver que tan pobre son los pobres”. Otra perla negra en el macabro collar de frases desafortunadas de los “monarcas de la vida”, de los mentores de los amarillos globos, los de la “revolución” a favor de los millonarios. De los que siendo funcionarios nacionales poseen la lujuriosa desfachatez de poseer sus abultadas fortunas personales en el exterior, casi como un manifiesto de admiración en las economías extranjeras. 
¿Desean pobres de la magnitud existentes en las tristes calles de Calcuta?  ¿Se referirán a esos pobres de las características de los casi cadáveres aún vivientes, sin voluntad propia, arrojados cual despojos humanos en las tristes calles de la milenaria India? A esos HERMANOS que la Santa Madre Teresa De Calcuta asistió con tanto AMOR…
La luz al final del túnel en boca de Cambiemos suena a hueco, a mentira, a limosna lastimosa lanzada a los desposeídos, cual migajas caídas del suculento banquete de la mesa de los magnates.
En vísperas del bicentenario de nuestra gloriosa Nación ARGENTINA, nuestro pueblo superará esta pesadilla que irónicamente algunos llamaron “Cambiemos”
El pueblo argentino jamás será enclaustrado en túnel alguno. Más bien vemos a nuestra gente gozar de la libertad de nuestras indómitas VERDES PAMPAS. 

               Máximo Luppino  

Leer completo...

BICENTENARIO ARGENTINO

lunes, 4 de julio de 2016


Argentina, apenas 200 años de vida, sólo un suspiro en los diáfanos días del cosmos, un amanecer en la historia del planeta, una Nación joven que muestra su garra y bravura en cuanto la ocasión lo demanda. 

Miles de próceres y héroes enaltecieron la mística presencia del rey sol en el centro del amado pabellón nacional. Desde el padre la patria, Don José De San Martín, y el noble idealista hidalgo Manuel Belgrano, hasta los recientes soldados que enfrentaron a Inglaterra y a la OTAN toda para gritar al mundo: ¡Las MALVINAS son ARGENTINAS!... Generosos hermanos derramaron con valentía su sangre por la soberanía de nuestro territorio. 
Honor y gloria a los combatientes de Malvinas, por los que se quedaron bajo suelo o en el fondo del mar esperando su relevo al momento de volver a izar nuestra bandera en el más querido de todo el argento suelo.  Los que regresaron al continente con lágrimas de dolor en sus rostros, lo hicieron bajo el solemne juramento eterno: ¡MALVINAS, VOLVEREMOS!  
Somos una Nación joven con un pueblo de viejos anhelos heredados de otros tiempos, de culturas ancestrales.  Desde las selvas profundas, a las montañas altísimas, desde los montes bulliciosos, hasta la pampa silenciosa, una raza de seres libres surgió. Los barcos llenos de sufrimientos del viejo mundo reforzaron identidad y esperanzas, así Argentina construyó su único singular molde de carácter distintivo. 
Argentina en sus primeros 200 años generó para el mundo al hombre más determinante de la actualidad planetaria, nos referimos al Santo Padre FRANCISCO quien encabeza el liderazgo popular mundial. 
De la mano del Papa llegó paz y entendimiento en diversos lugares del globo, como el caso de Cuba y EE.UU. que retomaron diálogo y comercio luego de más de medio siglo de enemistad. 
Francisco es motivo de orgullo mayúsculo para Latinoamérica ya que se encuentra revitalizando a la Iglesia Católica con su ejemplo de humildad y austeridad. No puede haber sacramento más importante que estar al lado del que sufre y socorrerlo. Es el sentido de la fraternidad humana en DIOS que Jesucristo predicó. 
FRANCISCO es un referente mundial de bondad y servicio al prójimo. Para los argentinos debe ser el espejo cristalino en el que se refleje nuestra viva conciencia. 
Mágicos secretos matemáticos estelares designan en qué país nace cada ser humano. Nosotros sentimos gratitud hacia la poderosa invisible mano del destino que nos depositó en este sagrado suelo argentino de libertad sin igual. 
Feliz 200 años amada patria nuestra, felicidad para nuestro noble pueblo que confía en el BIEN SUPREMO. 
¡200 años, apenas un comienzo!

       Máximo Luppino

Leer completo...

El maestro Fernando Córdoba

jueves, 30 de junio de 2016


Hace un mes en Frejus (Francia) murió Fernando Córdoba camino a Roma en el viaje de su vida después de años de enseñar a centenares de alumnos la historia occidental en las aulas de colegios. Su pasión por la enseñanza o más vale por la formación de los niños y jóvenes nació como entrenador de rugby en el Club Regatas de Bella Vista, aunque toma conciencia de su vocación a los 30 años, estudiando magisterio en la Escuela Nº 112 “Faustino Sarmiento” de San Miguel, juntando así la vocación con la profesión, pocas semanas más tarde se convierte en el maestro de grado “varón” de la zona. Tuvo sus primeras horas de clases en el Parroquial de San Miguel, en los Santos Padres de Bella Vista recalando finalmente en el Colegio Don Jaime y de la Providencia.

En febrero del 1987 intentó que su primer destino de maestro fuera en la Patagonia como Luis Sandrini en su célebre película “El Profesor Patagónico”, de hecho hizo un viaje especial al sur también él en Tren, pero no tuvo tiempo de “retomar” “El Tren Zapalero” porque el director del colegio Don Jaime, Juan Carlos Montiel cooptó a su ex- alumno para siempre. Un mes más tarde comenzó su carrera  docente en 6 º y 7º grado, años después compartió las clases con la vice dirección del colegio hasta el 2003 cuando el tradicional Don Jaime cierra sus puertas.

Fueron tiempos que no dejó de inflamar corazones de niños que aparecían todos los años en su aula a veces muy seguros, otras veces algo perdidos. Siempre le encontraba un lugar o la palabra para a cada uno, ya sea en la bandera, en la fila, con una palabra de aliento, en una conversación profunda o en puesto de “privilegio” en alguna de sus obras de teatro, de alguna forma se las ingeniaba para hacerlo sentir protagonista al chico. Algo muy normal en él, algo que le salía natural. Los modos de Fernando me hace recordar lo que pensaba el Padre Castellani, que dice algo como esto; “Que los malos sean buenos y que los buenos sean divertidos”.

Su andar cansino por las aulas de esos años de pasión y su fuerte vocación de formador de niños argentinos se trasladan luego al Colegio de la Providencia. Las aulas pronto le quedaron chicas para su creatividad e imaginación, así extendió sus clases en el teatro como complemento de la formación de los niños y adolescentes.

El “Gordo” Córdoba era un enamorado de los clásicos tanto en sus clases como después en el teatro donde contaba las historias de los grandes personajes, héroes que entremezclaba con la vida real de los chicos, y en las actuaciones teatrales. En función de esto paso a escribir obras para chicos entre las que se recuerdan; El Señor Pascuil, Los Caminos de Percifield, El Árbol,  El Escritor, Sin Notas, La muerte de Lord Pickman, Baldomero. Algunas de ellas premiadas y siempre festejadas por el numeroso público que se volcaba para ver sus presentaciones originales, nuevas pero al mismo al viejo estilo, el clásico donde los buenos eran buenos y los malos, malos.

El “Señor” Córdoba al compás de sus clases fue convocado en las distintas gestiones municipales a colaborar con la dirección de Cultura, fue así que co-fundó el teatro “Leopoldo Marechal” y fue su director.  Más tarde fue subsecretario de Cultura de la Municipalidad de San Miguel donde le dio un dinamismo jamás conocido en los pagos del noroeste del conurbano. Trajo con su colaborador Diego Moreno, la Filarmónica Nacional, abrió 18 centros culturales barriales, creo con otro colaborador y ex jugador de las infantiles Gonzalo Arguimbau el teatro móvil, con el objetivo de llegar a los barrios. Impulsó la primera orquesta de cuerdas integrada por chicos y jóvenes de los barrios periféricos. Creador y Director de la revista “Agenda San Miguel”, de la Revista Centenario del Club Regatas de Bella Vista y de la revista educativa “Gurí”. Fue co-fundador de “El Galpón” Centro Cultural de la ciudad de Bella Vista.

Aunque todos estos logros son solo una parte de su vida que fue muy intensa, a la par de su vocación después de una reconversión a su fe católica se casó con la vecina del “barrio” a 15 cuadras de su casa, Cecilia Victory con quien tuvo 9 hijos, Santiago, Guadalupe, Marcos, Lucía, Inés, Magdalena, Javier, Agustín y Trinidad. El entierro fue una muestra de los 63 años de vida feliz y contagiante, lleno de compañeros de trabajo, de familiares, de conocidos, de alumnos, de ex- alumnos, de compañeros de colegio, de amigos y de íntimos amigos como Frankie Pasman, Arturo Gianullo, Lali Latorre y otros que llevaron sus restos en su último descanso.

La multitud que lo despidió lo extrañará mucho, aunque estará seguramente vivo en los recuerdos de cada uno de los presentes y de aquellos que no pudieron acercarse para el último adiós. En las próximas semanas, meses, años o tal vez en dos generaciones (sus últimos alumnos  tienen 12 años) la gente no dejará de hablar de sus anécdotas, de su fabulas, de su simpatía en cada reunión de amigos. Su muerte camino a Roma dejará a sus queridos un misterio más como para seguir participando de su andar por la vida, por qué  Dios lo llamó antes de reencontrarse con sus “amigos de la historia” y de las historias a que a todos hizo participar.

Como dijo el Padre Gustavo Manrique en su homilía; “Fernando le gustaba estar con sus amigos los hombres, recordando una frase del libro de la Sabiduría”


El autor desea no ser mencionado, como una ofrenda amorosa más de amistad hacia FERNANDO. 

T.H.

Leer completo...