MAURICIO, OBSTINADO EN ESTROLARSE

martes, 17 de septiembre de 2019


Cuando Mauricio Macri dio comienzo a su mandato presidencial la hazaña era posible, parecía avecinarse a pasos agigantados a días dorados de infinita gloria amarilla. Al desafiante grito de: “Hambre 0”, “La inflación es fácil de dominar” y “Basta de impuesto a las ganancias” hasta los desahuciados, económicamente hablando, sonreían esperanzados en “La lluvia de inversiones”.

Desde la tribuna, todos los partidos parecen fáciles de ganar, otro cantar es cuando se sale a la cancha y hay que transpirar la camiseta, cuando desde el gobierno se enfrenta la realidad con sus mil matices de dificultades residuales, cuando el “mejor equipo de los últimos 50 años” jamás tiró un pase gol, cuando nunca pelotearon en la canchita del barrio. Los ministros de Mauricio parecería que apostaban al rival de Argentina. Dicho más concretamente, las fortunas de los más altos funcionarios del ejecutivo nacional se encuentran depositadas en el exterior, dinamizando economías ajenas a nuestro criollo sentir. 
¿Cómo ganar un partido si nuestros deportistas apuestan por los contrincantes? ¡La historia dirá si existió demasiada negligencia o traición a la Nación que los vio crecer!
El choque con la verdad fue tremendo: una legión de conciudadanos pasan hambre, la clase media está agonizando, jubilados abandonados con remuneraciones indignas e insuficientes,  jóvenes sin perspectivas laborales abandonados por un sistema arbitrario y utilitarista. La industria nacional fue asfixiada por la insensible torpeza económica que habilitó importaciones arteras contrarias a los intereses de nuestros fabricantes. 
Es incomprensible que con las restricciones para la compra de moneda extranjera, llamada “cepo” por algunos, se vendan, aún así, reservas para mantener el valor del dólar en renglones aceptables para la dramática coyuntura reinante. ¿Las reservas serán suficientes para aguantar la presión imperante? ¿Llegará Mauricio con cierta dignidad al fin de su mandato? Todo indica que una cierta obstinación suicida se apoderó de los residentes de Balcarce 50, empeñados en acelerar el rumbo del Titanic de cara a las inmensas montañas de hielo que amenazan con un inminente naufragio.
El descrédito de Cambiemos es de tal magnitud que la puja que los ocupa es develar quién será “jefe de la oposición” en un eventual gobierno peronista de Alberto Fernández. La terna tiene al mismísimo Macri peleando este incómodo renglón de premio consuelo. María E. Vidal, Rodríguez Larreta, Martín Lousteau son referentes insoslayables en el futuro panorama político nacional. Además de la firme insistencia de Miguel Pichetto que no se resigna a colgar los guantes de combate en un rincón de nuestro hermoso sur patagónico.  
Las semanas que se aproximan prometen fuertes tormentas política y económicas que sacudirán la frágil estabilidad emocional de los habitantes de nuestro suelo. Algo distinto tendrá que realizar Macri para que aflore una estabilidad medianamente soportable para su fin de mandato. 
El desbande económico es inmenso, proporcional a la angustia e incertidumbre poblacional. Demasiada necesidades para ver al 10 de diciembre como cercano. Hoy, fin de año se erige como un continente nuevo e inexplorado. 
Cambiemos aún no despertó, le cuesta asumir la luz de un nuevo amanecer de la Nación. Ellos sólo aguardan a la sombra de la historia que estos días sean lo más benignos posible con sus desprestigiadas acciones políticas. 
Alberto aguarda su momento. Su protagonismo crece exponencialmente según las horas transcurren, viendo una vez más al peronismo volver al centro del ring, un lugar que le es muy grato a los seguidores del General.   

          Máximo Luppino

Leer completo...

EL MAESTRO

martes, 10 de septiembre de 2019


El docente comparte el saber, se gratifica espiritualmente cuando sus alumnos comprenden la maravilla de vivir en pos de un ideal que dimensione el bien común. 
El anhelo de las maestras y maestros es pugnar, desde el amor, para que sus alumnos los trasciendan en cultura y sensibilidad interior, cultivando un genuino espíritu de servicio. Ya lo mencionó nuestro Papa Francisco: “¡EL VERDADERO PODER ES EL SERVICIO!”. Dando es como recibimos y enseñando es como aprendemos. 

El mejor docente es aquel que logra que sus alumnos lo superen. En una célebre unidad militar de nuestro Ejército Argentino, en la hermosa y mítica ciudad de Bariloche, reza la diamantina leyenda: “Que el discípulo supere a su maestro”. Este es el espíritu de infinita bondad que los profesores e instructores desean para sus alumnos.  
Con cada enseñanza del maestro todo un nuevo universo de verdad y belleza emerge ante la visión de los que aprendemos, es como nacer nuevamente, respirar por vez primera el aire fresco del saber. El conocimiento conduce a la libertad. Comprender es ser compasivo y solidario con la creación toda, sobre todo con aquel hermano que a nuestro lado sufre. Acompañar y aliviar el dolor del semejante es darle auténtico sentido a nuestros días. 
Maestro, gran alfarero de sentimientos que con amor modelas los pensamientos de tu prójimo. Estimulas el conocimiento insondable que nuestras almas guardan dormido en su interior. Das el estímulo necesario para que la verdad aflore en nuestra conciencia y cual blanco jazmín floreciente en primavera regalas belleza por doquier. Faro de luz inextinguible en la oscura noche de dolorosa ignorancia, el maestro susurra dulcemente letanías de paz en el corazón del párvulo.  
Sin maestros la cruel aridez desértica del egoísmo habría ganado los continentes de la creatividad e inspiración. Enseñar es acercarse con delicada gracia a DIOS. 
Es imperativo que comprendamos que el concepto de SABER está profundamente ligado a la INFINITUD. Por lo tanto, SIEMPRE mantente en disposición de aprender, de expandir tu conciencia más allá de las distantes galaxias. 
Deseamos recordar pasajes de aprendizaje:
 “Porque, a pesar de su pasado solitario, Juan Gaviota había nacido para ser instructor, y su manera de demostrar el amor era compartir algo de la verdad que había visto con alguna gaviota que no estuviese pidiendo más que una oportunidad de ver la verdad por sí misma.”  (Juan Salvador Gaviota, de Richard Bach) 
Tenemos la grata obligación moral de recordar al gran poeta y maestro argentino, Almafuerte:
“Usted será siempre
la brújula nuestra,
¡la sola querida
segunda mamá!

Pasando los meses,
pasando los años,
seremos adultos,
geniales tal vez…

¡mas nunca los hechos
más grandes o extraños
desfloran del todo
la eterna niñez!
En medio a los rostros
que amante conserva
la noble, la pura
memoria filial,
cual una solemne
visión de Minerva,
su imagen, señora,
tendrá su sitial.

Y allí donde quiera
la ley del ambiente
nimbar nuestras vidas,
clavar nuestra cruz,
la escuela ha de alzarse
fantásticamente,
cual una suntuosa
gran torre de luz.”


Por último, deseamos darles las gracias a nuestras maestras y profesores que tanto nos ayudaron, en especial a Don Pedro Montaña que nos rescató del error, nos guió con su dulce luz de singular paciencia  hasta los umbrales de nuestra propia alma. 
Gracias, a todos los docentes, maestras, profesores, instructores que están forjando en cada momento una patria solidaria y justa, una Argentina libre de la miseria del egoísmo. 
¡DIOS bendiga a todos los seres con vocación de compartir conocimiento!

        Máximo Luppino 

Leer completo...

EL MERCADO, PRETEXTO DEL MAL

jueves, 5 de septiembre de 2019


Los desalmados titiriteros del capitalismo salvaje le ponen voz al “mercado”. Lo hacen con tono imperativo, concluyente y sublime a la vez. Como si fuera un designio insondable del destino, cual un oráculo del tiempo, dueño absoluto de un determinismo inapelable. 
Dicen: “El mercado le teme a Alberto Fernández, por esto subió el dólar y se desplomaron las acciones de empresas argentinas luego de las PASO” ¡Que afirmación conveniente a Mauricio y a Cambiemos!

En verdad, el mercado no es otra cosa que una proyección ambiciosa y desmesurada de las más bajas pasiones codiciosas de personas con pocos escrúpulos.  Un fantasma sin rostro ni corazón forjado para oprimir las buenas intenciones de los pueblos laboriosos. 
Claro que el mercado debe existir, pero debe ser monitoreado por un estado sensible y con profundo sentir humanista. El mercado como entidad sin control oficia como un grillete oxidado que pretende sujetar la creatividad de los individuos para hacer de cada persona un generador de riquezas materiales, un peón mal pago y condicionado a una tarea que enriquezca a un puñado de perversos sin patria ni familia. 
El criterio en favor de las finanzas de Macri deja a la Nación con cinco millones más de pobres, con una clase media al borde del abismo, con abuelos sin medicamentos y niños desnutridos. ¿Esta barbarie la construyó el “señor mercado” o los amigos y posibles socios del presidente de la república?
Complacer a los mercados resulta tan inadecuado como “pedirle peras al olmo”, es un despropósito. 
Los chicos del Newman juegan al ventrílocuo con las remesas de dinero y les inducen   palabras nocivas a algunos economistas y comentaristas que constantemente hablan contra los intereses populares. 
Como siempre repiten que la culpa de todos los males son los movimientos populares, es decir el peronismo, Alberto Fernández es perseguido por el oficialismo a tal punto que sin ser presidente lo responsabilizan por un eventual futuro gobierno. O sea: Por las dudas, si Fernández llega a ser presidente, desde ya les decimos que ÉL es culpable de toda suerte de calamidades que puedan ocurrir en el planeta y galaxias cercanas…
El colmo de la ignorancia: Cambiemos culpa al pasado gobierno de los males que no supieron ellos resolver y ya que está, extienden la falta hacia un posible próximo mandato…
Las medidas políticas de Mauricio Macri apuntaron desde siempre a satisfacer al mercado. Las consecuencias están dolorosamente a la vista: miles de comedores populares abarrotados de familias que buscan alimento, jubilados sin remedios y niños desnutridos. 
¡Gracias, señor mercado!

Si Alberto Fernández llegara a ser presidente electo de los argentinos y decide mantenerse fiel a los ideales justicialista seguro pondrá al ser humano en el centro de la escena, el trabajo cristalino por y para la gente. Todo comienza y finaliza en el corazón de nuestros semejantes, que son nuestros hermanos.  La producción generosa y creciente para beneficio de la Nación, es decir de nuestra gente. Educar para respetar los valores propios y trascendentes de nuestra argentinidad, en busca de la tan anhelada Comunidad Organizada.
Cuando dicen: “Los mercados reclaman más esfuerzo”, la verdad es: ¡las multinacionales quieren más ganancias! Sin importarles cuantas horas trabajes, ni cual es la condición de los empleados y las penurias de sus familias. 
Los mercados, esa conveniente entelequia esbozada por los poderosos para oprimir y lacerar al pueblo. En estas coordenadas el mercado es un pretexto del mal, más que la existencia armoniosa de un lugar sano para negociar. 
En estos días Alberto Fernández sugiere desde España un vínculo muy cercano con Europa, una integración mesurada con parte de nuestra historia como Nación. Parece todo indicar que Mauricio Macri es la señal del mercado, así fácilmente se esgrime que Alberto Fernández es el rostro de la gente esperanzada de la patria. 

            Máximo Luppino

Leer completo...

CAMBIEMOS, LACERANTE PESADILLA

miércoles, 28 de agosto de 2019


Cambiemos, culturalmente hablando, es una reacción conservadora adversa al sentir popular. No nos referimos al ciudadano noble que esperanzado eligió en 2015 a Mauricio Macri. Estamos haciendo referencia al sentir de algunos funcionarios de aparente modalidad feudal. Los que retiraron impuestos para el champan, encareciendo profanamente el litro de leche. Parecen decirnos los arquitectos del PRO: “¡Champan sí, leche no!”, al menos no para los niños pobres de la patria. Tomemos por ejemplo los elitistas y retrógrados “pensamientos” lanzados al viento por González Fraga, un genuino exponente de las ideas que este grupo de poder que mantiene en sus entrañas:

 “Le hicieron creer a un empleado medio que su sueldo medio servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior". González Fraga agregó: "eso no es era normal.” 
¿Qué es lo normal para González Fraga? ¿Qué un empleado viva trabajando para producir riquezas para las multinacionales? Un obrero, según opina Gonzales Fraga y el grupo que representa, no puede poseer celulares, ni viajar, ni mejorar la condición material de su vivienda, ni poseer un auto, mucho menos brindarles un porvenir mejor a sus hijos. Cambiemos desea conducir a nuestra Nación a un estadio colonial, en el que los empleados oficien como esclavos modernos, pero esclavos al fin. 
El sentir humanista y del recto pensar manifiestan los términos de evolución y bienestar para todos los habitantes de nuestro suelo. Todos incluidos en una comunidad de condición social ascendente.
Sin sonrojarse, los autores de la mayor pobreza, desocupación y hambruna de nuestro país se presentan como “La república” ¿el resto de la sociedad, que es notoriamente mayoritario, qué son? ¿Lacayos quizás, peones de su grotesco juego de ajedrez capitalista?
¡Cuidado, peligro, un pobre con celular! ¡Allí va otro que pretende adquirir un plasma, qué osadía!  ¡Qué ofensa!  Hasta existen familias humildes que desean que sus hijos concurran a la universidad y cursen con éxito sus estudios terciarios. ¿Universidad para pobres? 
Todos los días el gobierno vende dólares de nuestras reservas para evitar que la divisa verde trepe a alturas inconcebibles. A pesar de esto, la moneda gringa, al momento de redactar estas líneas, acusa 61$ con un Riesgo país por encima de los 2100. Así lo marcan las pantallas de los bancos. Recordemos que nuestros ministros y altos funcionarios en su inmensa mayoría poseen sus abultadas fortunas en el exterior y en dólares. ¡Ellos jamás pierden!...
Cambiemos es un árbol sin raíces populares, un ave de vuelo corto, lágrimas pesadas en los rostros de nuestros jubilados, niños deambulando sin juguetes y con hambre acumulada. Cambiemos es una sombra diabólicamente oscura sobre nuestras fábricas, guillotina afilada que decapita cruelmente nuestros comercios. 
Octubre parece muy lejano. La población está padeciendo necesidades extremas como jamás sufrió. La clase política debería colocar octubre al alcance de la mano, para que el pueblo vuelva a sentir esperanza en sus corazones. 
Algunos prestigiosos periodistas hablan de la posibilidad concreta del adelantamiento de las elecciones generales. Es el caso de Chiche Gelblung. El congreso de la Nación Argentina no puede mirar para otro lado. Si se desea evitar un posible mal mayor, deberíamos analizar al menos esta concreta posibilidad y que los dirigentes que resulten elegidos por la gente se comprometan a encausar este caos económico y político que sufrimos.  
Mauricio Macri perdió motivación, sus erráticos pasos políticos así lo demuestran. Cada día que pasa añora más sus vacaciones glamorosas en Villa La Angustura y parece aborrecer su tránsito por Balcarce 50.
La Nación es esencialmente el pueblo que la habita, esos auténticos patriotas que todo lo dan para nuestra patria. 
Esta agonía es insufrible y puede acunar males de mayor magnitud. Oficialismo y oposición deben acordar urgente una salida ordenada y política de este difícil momento. Elecciones anticipadas con tranquilidad y orden, es un tema que se balbucea en casi todos los corrillos políticos
Si nos comprometemos más allá de cobardes especulaciones, seguro saldremos adelante trabajando y con la guía de DIOS, nuestro señor. 
                  Máximo Luppino

Leer completo...

¿MACRI, CASO JUZGADO?

miércoles, 21 de agosto de 2019


Un gigantesco espectro fantasmal parece acosar de manera permanente el ánimo de Mauricio Macri. Esta incorpórea criatura nació el 11 de agosto con el resultado de las elecciones PASO. 
El presidente de la Nación sueña con revertir en octubre próximo el duro revés electoral que sufrió su administración. Sucede que estamos en presencia de un fenómeno de conciencia colectiva, es decir que reina una fuerte idea de que el tiempo político de Macri finalizó. Propios y extraños tratan a Alberto Fernández como si fuera ya el presidente electo de los argentinos. 

Hablamos de un fenómeno colectivo, toda vez que muchos adversarios de Alberto, inclusive notorios periodistas críticos del ex jefe de gabinete peronista exhiben este definido pensamiento. Se refieren a Fernández como el primer magistrado. Con apreciar las entrevistas radiales, gráficas y televisivas se puede observar el fenómeno certero que señalamos. Sin banda, ni bastón presidencial, Alberto es tratado como en número uno del país. 
Es imperioso reflexionar sobre los fundamentos que llegan al corazón de Macri para estar preocupado. Recordemos que los candidatos a intendentes de Buenos Aires NO desean que acuda el señor presidente a sus distritos. Piensan que Mauricio los perjudica rotundamente en sus elecciones distritales. Es decir, lo tildan de “piantavotos” en su propio rostro. No lo quieren ver en su localidad. ¿Cómo no sentir tristeza y depresión? ¡Con estos soldados es difícil convertir en triunfo hasta la más modesta derrota!
Nada es imposible. En verdad hay que aguardar el dictamen definitivo del soberano en octubre. Esto es así, pero no opaca esta abrumadora dinámica mental social que parece dictaminar que Alberto Fernández ya es el presidente de todos los argentinos. Para los deseos de reelección de Mauricio es este informal dictamen de la calle un escollo enorme, muy difícil de superar. Si además consideramos que las primeras reacciones de Macri fueron irracionales, caprichosas y hasta de desprecio por el dictamen de la gente, parece todo sentenciar otra derrota electoral. Si se quiere, más estrepitosa que la anterior. 
Las personas estamos erróneamente obsesionadas con “el futuro”, a tal punto que no vivimos adecuadamente el presente. Sin pasado no hay presente. Sin presente, el futuro es incierto. Es decir, si Mauricio desea ser un buen candidato, es una instancia primordial ser un aceptable presidente. La fórmula para un abismo electoral de cambiemos es que Macri pretenda ser candidato sin cumplir sus superlativos compromisos como actual presidente de la Nación. 
Dujovne tocó retirada en el momento que quizás se necesitaba más valor y templanza de espíritu. El consumidor de “Chocoarroz” mostró ser un incondicional devoto del FMI y los foráneos intereses que el internacional organismo siempre representó. ¿La culpa es del chancho o del que lo alimentó irracionalmente?
Mauricio tiene ante sí la titánica tarea de llegar con dignidad al 10 de diciembre. No será fácil. El efecto de sus errores e insensibilidad social está tocando su puerta. La fuerza del reproche social es tremenda. Los desocupados, los pobres, los indigentes, la clase media destrozada, nuestros abuelos abandonados a la cruel voracidad de un mercado carente de corazón y despiadado nos exhiben el fracaso superlativo de Cambiemos. 
Construyamos un octubre esperanzador y un diciembre que muestre el principio de una Nación con fuerte compromiso social y verdadero sentimiento patriótico. Hoy hay que recordar que “la patria es el otro”. Es un deber humanista, nacional y cristiano. Nadie se realiza en una comunidad que no está realizada y orientada hacia el bien común. En la felicidad de nuestros semejantes se encuentra nuestra propia e ineludible dicha.
¡Con esta Argentina solidaria y fraternal soñamos!

                     Máximo Luppino

Leer completo...

MACRI, UN POPULISTA A DESTIEMPO

domingo, 18 de agosto de 2019


Nicolás Dujovne abandonó el barco. Fiel al FMI, su renuncia es tan ingrata hacia Macri como su ausente vocación de servicio hacia los habitantes de nuestra patria. Nicolás protagonizó una autentica gestión para el olvido. 

Si bien el exitismo es sumamente reprochable, no podemos pasar por alto las consecuencias políticas de las PASO del último 11 de agosto pasado. El rotundo triunfo de la formula Fernández- Fernández sobre la de Macri-Pichetto fue de tal magnitud que colocó a Mauricio en un estado de furia y desconcierto. Al punto tal que su legítimo deseo de triunfar en las elecciones generales de octubre lo conduce a tomar un manojo de medidas que él denominaría “populista” y circunstanciales. 
El conjunto de medidas es de coyuntura y electoralista y no de fondo, toda vez que duran por un plazo de 90 días, o sea hasta que finalice la elección de octubre. En el plazo de duración de las nuevas normas económicas denuncia su verdadera intencionalidad, esto es el intento de recuperar votos para su reelección. Ciertamente no es una causa noble la de Mauricio, por lo menos es ambición personal. La gente una vez más es olvidada por Macri. Estos recurrentes olvidos del compatriota quizás sean la causa verdadera de su revés electoral. Por lo general tienen buen puerto aquellas acciones motivadas por la luminosa vocación y convicción. Sucede lo contrario con las motivaciones especulativas, son flores marchitas antes de nacer. 
Otro generoso servicio le presta María E. Vidal a Macri: le cede a su ministro Hernán Lacunza, el hombre que ocupará el lugar de Dujovne en Nación. ¿Qué más le puede pedir Mauricio a Vidal? Creemos que el presidente jamás asimiló la mejor aceptación popular que María Eugenia ostenta. 
Octubre está demasiado cerca para que Macri muestre una cara política que no le es propia, la de cercano a las necesidades de la gente. A la vez, para el pueblo y sus penurias, octubre es lejano como toda una década. 
“No se puede servir a dos patrones”- reza la máxima del sagrado libro. Traducido a los tiempos políticos que corren: se es patriota y fiel a nuestra gente o a los intereses imperialistas del FMI. Nicolás Dujovne realizó su elección, su corazón y voluntad le pertenecen al organismo internacional de crédito, al brazo de extorsión financiero de las potencias reinantes. Basta recordar que las fortunas de los ministros y la mayoría de los altos funcionarios de Cambiemos se encuentran depositadas en el exterior en dólares, claro conflicto de intereses. 
Si el actual momento político del presidente es como el de estar inmerso en una ciénaga de oscuro lodazal, lo recomendable es no moverse en demasía e infructuosamente, pensar con grandeza de espíritu antes de actuar. Mauricio es, más que candidato, nuestro presidente en ejercicio y la patria le reclama que cumpla a conciencia su rol. La adversidad templa el espíritu. Tanto Radicales como Peronistas atravesaron el amargo desierto de muchos infortunios y las dos populares fuerzas supieron resistir y emerger de las dificultades. ¿Podrá Cambiemos resistir? Mientras algunos dentro las huestes amarillas intentan dar batalla, otros están esquiando de vacaciones como lo denunció la misma Elisa Carrió. La acción política se nutre de la mística de sus militantes, los que en verdad aman las banderas de los ideales de sus partidos. 
El fenómeno Peronista tiene su fundamento en que es un movimiento cultural con valores universales de humanismo y hermandad. Ser justicialista en verdad es abrazar una ética de justicia social y fraternidad con los desvalidos. Aquí reside la FUERZA peronista y su fundamento de vigencia permanente en su gente.
¿Podrá el PRO demostrar que es algo más que un brazo interesado de los monopolios extranjeros? 
El tiempo y sólo la superación aguerrida de los escoyos muestra el temple de los individuos. Macri debería replantearse sus prioridades, la única forma de ser un buen candidato para él es exhibir que es un buen gobernante para la gente. ¿Podrá Mauricio mostrar que piensa en el pueblo?

             Máximo Luppino

Leer completo...

OCTUBRE, UN LARGO PEREGRINAR

martes, 13 de agosto de 2019


Las personas dan sentido a una Nación, a una sociedad y a toda empresa. Sin la gente nada es posible. Cada esfuerzo debe estar destinado al bienestar y desarrollo de nuestro prójimo. Autopistas, rutas y asfaltos no pueden ser aprovechados cuando existe una abrumadora mayoría de pobres, muchos indigentes, y otro tanto que lucha para no descender al subsuelo de la marginalidad económica. En este contexto, el cemento se convierte en un despropósito gubernamental. 

El pueblo presta su poder en democracia con fecha de caducidad. La gente confiere la potestad de gobernar la República por un determinado periodo de tiempo. Luego evalúa la gestión premiando o castigando a sus representantes. 
Los resultados de las pasadas elecciones P.A.S.O. fueron lapidarias para Cambiemos. Sufrieron un duro revés en casi toda la geografía de la patria. Sólo en CABA, Córdoba y la Antártida pudieron saborear la dulce miel de la victoria. El resto de las provincias castigó con furia determinada la fría administración empresarial de Mauricio Macri. Luego del 47, 60 % de la fórmula Fernández – Fernández, la administración macrista quedó paralizada, congelada, atrapada en un infantil enojo que los conduce a mayores torpezas. 
Octubre está cerca en el almanaque. Según vemos la cotización del dólar, octubre parece una galaxia muy lejana. Todo no está dicho, octubre es la fecha determinante en el que el pueblo manifestará su sentir en forma directa. Es en el sagrado sistema democrático donde cada hombre vale un voto. 
Las largas colas de ciudadanos sufragantes dibujaron una sonrisa de esperanza en la patria. Una vez más, los que saben de rebeldías y sueños son llamados a timonear el augusto navío del terruño. 
Debemos recordarle a Macri que deje de lado su rol de candidato adolescente, obstinado y caprichoso para asumir su responsabilidad presidencial tomando medidas políticas y económicas que garanticen estabilidad social. Para esto cuenta, según sus propias palabras, con “el mejor equipo de gobierno de los últimos 50 años” ¿No es así, Mauricio?...
Según la actitud presidencial octubre puede ser una fiesta de la democracia, más allá de quienes se vean favorecidos por la voluntad popular, o una oscura y dolorosa pesadilla que los argentinos no merecen vivir.
Los resultados de las PASO parecen mostrarnos que la administración nacional fue devorada por la “grieta” que con tanto empeño construyó. 
En muchas ocasiones los hombres caemos en los pozos que hemos cavado para otros, es el inefable KARMA que jamás descansa en su afán de aleccionarnos. 
Los “chicos del Newman” vieron el hambre sólo en algunas películas. Para ellos “correr la coneja” es una anécdota que otros padecen. Para los que residimos en las concretas coordenadas barriales y supimos cientos de veces qué duro es juntar centavo tras centavo laburando para así y todo no llegar a comprar una vianda mejor. La necesidad es un monstruo que deseamos siempre vencer y que de tanto en tanto lo vemos amenazar nuestro equilibrio mental. 
El barrio es un gran maestro desinteresado, lleno de versos escritos con la solidaridad de los vecinos, que de tanto compartir se transforman en hermanos de la vida. Es como la pincelada artística de profunda FE de nuestra capilla con sus campanas llamando a misa, como el caminar cansino de nuestros vecinos volviendo a casa luego de un día de trabajo fecundo. 
¡Hoy cientos de miles añoran esas jornadas de empleo digno!
Dignifiquemos octubre, lleguemos en paz y armonía. La sociedad sigue dispuesta a cuidar el orden constitucional como lo viene demostrando. Ahora sólo esperamos que el gobierno asuma su responsabilidad con la altura que las circunstancias requieren. 
Mientras, el futuro parece susurrar que aquellos días de canto y parillas humeantes pueden llegar a volver. Esos domingos de fútbol y visitas de amigos y familias. En fin, sólo añoramos los días cuando los trabajadores estaban felices de trabajar, aquellos maravillosos momentos donde la dignidad de producir era normal y cotidiana. 
Quizás la gente sólo esto esté exigiendo “que nos dejen ganarnos la vida con libertad y pleno empleo”
Esperamos con mucha esperanza un bendito octubre para nuestra patria. 

              Máximo Luppino. 

Leer completo...

SAN CAYETANO

miércoles, 7 de agosto de 2019


Las lágrimas de amor derramadas parecen trepar al cielo mismo, rostros cargados de bondad miran a San Cayetano con la sencillez de los niños buenos que aguardan la cálida bendición de su santo protector.  Es nuestra gente que sabe que un futuro mejor los aguarda. Murmullos de millones de oraciones conmueven el frio cemento de una ciudad que en ocasiones se viste con atuendos profanos. 

La insondable profundidad de una lágrima de completa devoción es más poderosa que mil bombas. Suele edificar evolución floreciente en el más árido desierto. 
La FE del pueblo argentino se encuentra intacta. Como todos los 7 de agosto una esperanzada multitud se convoca en el templo del venerable que aboga ante el Padre Celestial por, PAZ, PAN y TRABAJO. El bienaventurado santo del pueblo trabajador recibe millones de pedidos angustiados para poder conseguir trabajo; empleos que un gobierno desalmado destruyó en beneficio de la pecaminosa especulación financiera. Las largas filas de fieles son cuantiosas, constituyen un solo corazón. Hermanados por la conciencia divina, piden a la vez que agradecen, todos los dones que DIOS les brindó amorosamente a sus vidas.  
La fuerza de la religiosidad es tremenda y viaja alto, más allá de las estrellas para volver feliz y dichosa a dibujar sonrisas en el alma despierta de los feligreses. Nada más poderoso y conmovedor que una plegaria lanzada al viento para beneficio de todos, pensando con amor en el bien de nuestros hermanos. 
Nuestro pueblo argentino forjó en su seno al actual Santo Padre, el “imposible” de un Papa argentino es una realidad palpable en un Vaticano renovado y coloreado por la humildad y sencillez de nuestro FRANCISCO. Aún recordamos cuando Eduardo Feinmann nos decía desde Roma: “No sueñen, no deliren, es imposible que Bergoglio sea designado PAPA” … Claro, el Espíritu Santo, un tanto más sabio que Feinmann, iluminó a los Cardenales y Bergoglio se transformaría en el Papa FRANCISCO, a pesar del pesado escepticismo de Eduardo. A los humildes de corazón les es fácil creer, mientras que a los intelectos confundidos por el mundanal capitalista ruido les es dificultoso observar la mano del padre en la cotidianidad de la creación. 
El problema de los “formadores de opinión” es que finalizan comprando el desesperanzador desconcierto que ellos mismos pregonan. 
Hay un dorado hilo conductor sagrado entre San Cayetano y nuestro Santo padre que incumbe el adoquín poético de una población que busca vivir en PAZ.
Muy pronto las urnas hablarán el idioma de la gente y nos contarán los guardados populares deseos. Aguadaremos con reverencia el mensaje de nuestros semejantes. 
Rezar y trabajar organizados y con espartana disciplina conforman un todo imbatible. Soñemos, orando y trabajando, para gestar un gobierno que ampare a los necesitados, que proteja a los desvalidos, que comprenda la impronta de un Papa que es líder mundial, pero malsanamente denostado en su propia patria por individuos carentes de toda humana sensibilidad. 
Nos inclinamos con fervor a rogar a nuestro San Cayetano que abunde el PAN para nuestros niños, el TRABAJO digno para nuestra población activa y así vivir en PAZ bajo la gracia de DIOS, felices de honrar nuestra bandera celeste y blanca, ícono universal de libertad e igualdad para todos. 
Cuando sufraguemos pensemos con la sencillez propia de los hombres de bien, con la esperanza depositada en nuestra historia de Nación generosa para todos los hombres del planeta que con buena voluntad deseen habitar nuestro sagrado suelo. 

               Máximo Luppino 

Leer completo...

LÁGRIMAS DE HELADERAS VACÍAS

domingo, 28 de julio de 2019


En los grandes medios de comunicación hipócritas donde reinan las muñecas muertas, parece más importante condenar frases desafortunadas e impropias que señalar el horrendo pecado de sumergir a millones de argentinos en la extrema pobreza.

El espejismo retórico propagandístico del gobierno nacional se desvanece cada vez que la gente abre su heladera. Refrigeradores despoblados, vacíos, casi abandonados, son los más duros testimonios vivenciales contra la política económica de Cambiemos. 
Nadie filosofa con hambre, ni piensa en las relaciones internacionales, o en si la justicia es independiente, o en el sexo de los ángeles. Sólo piensa en adquirir sustento para sus hijos y seres queridos. La necesidad es ese lugar angustiante donde las palabras toman un color dramático por propio dolor, donde el carácter de los individuos se trastoca y la metamorfosis, fruto de las carencias básicas, genera profunda y peligrosa impotencia. 
La realidad es irrefutable. Poder comer cuatro veces al día es un privilegio para unos pocos. La mesa tendida con alimentos adecuados en calidad y cantidad parece “Misión Imposible” para los asalariados de la patria. Ni que hablar de la gran masa de despedidos que buscan infructuosamente trabajo en un país donde todo está por hacer.  
Si el populismo da trabajo y se puede progresar, ¿Qué tan malo resulta ser “populista”?  Y si los “buenos” dejan sin empleo a la población y las penurias invaden el ánimo de la gente, ¿Qué tan aceptables son los “buenos”?
” La única vedad es la realidad”.  Gracias, general, por recordar con simpleza el claro sendero de lo correcto.  
El legado de Mauricio Macri se resume en: despidos, hambre y pobreza extrema para los habitantes de nuestra Nación. 
Dolor de dolores es para los padres apreciar un futuro incierto para sus hijos. Es una situación en la que la tristeza desplaza el optimismo de la gente decente que desea avanzar en la vida de la mano de su honesta labor. 
Cambiemos publicita cientos de kilómetros de rutas hechas y mejoras fabulosas, pero toda esta glamorosa propaganda hace agua cuando aflora el “índice de la heladera vacía”, que experimenta con dolor cada familia. 
Mientras la mayoría de los ministros de la Nación, junto a muchos funcionarios, poseen sus fortunas en dólares depositados en el exterior del país; aquí, fronteras adentro, trabajadores de tiempo completo no llegan a brindarles una vida digna a sus retoños. 
Las elecciones generales están próximas y el bombardeo publicitario es constante. Políticos prometiendo bondades que difícilmente llegan a concretarse. ¿Qué pasó con el “hambre 0”, con la lluvia de dólares, con el Edén del “segundo semestre” o con los “medicamentos gratis para nuestros abuelos”?
La gente quiere trabajar y ganar un sueldo digno. Las pequeñas y medianas industrias nacionales, fuentes de trabajo genuino, desean producir. ¿Por qué el gobierno ahoga estas familiares fabricas con tarifas de servicios impagables? ¿Cómo se genera empleo si no se permite a las PYME producir? El ingreso de productos elaborados en el exterior no es “libertad de mercado” es dolor y hambre para nuestros productores e industrias nacionales que se refleja en más hermanos desocupados en nuestra patria. 
La hora de elegir qué rumbo tomará nuestra Nación está próximo. Quiera DIOS que los argentinos elijamos bien. Deseamos que triunfen aquellos políticos que deseen una Argentina grande con un pueblo con prosperidad creciente. Es decir, que el trabajador pueda llenar nuevamente su heladera, que los abuelos puedan tener asegurados sus medicamentos y vivir una digna existencia, que la escuela no sea un lugar donde nuestros niños acudan a comer, que las aulas sean sinónimo de alegría y educación en valores patrióticos y humanistas. 
Nuestra población anhela poder estar empleada con sueldos adecuados y que los gobernantes les permitan progresar. Nada más justo en el universo que vivir progresando y realizarse en esta maravillosa Nación Argentina. 
Votemos por familias bien constituidas, fruto del amor conyugal, con heladeras llenas de alimentos y corazones pletóricos de bondad. 

                 Máximo Luppino

Leer completo...

MAURICIO, EL CAPITÁN AMÉRICA

lunes, 22 de julio de 2019


Los superhéroes y personajes de la ficción encierran identificaciones y anhelos de variada magnitud, que en buena medida alimentaron la imaginativa popular de niños y jóvenes, representando diversas idiosincrasias que conforman un hecho cultural que encarna pautas de vida bien definidas donde la política posee un importante espacio.  

Desde nuestro noble Patoruzú, un natural Tehuelche de noble corazón y resuelta impronta argentina, lleno de valores éticos y valentía sin parangón, hasta los más diversos individuos, en algunos casos extravagantes, de los cómics estadounidenses. 
Es fácil apreciar dos extremos contrapuestos del segmento de las caricaturas acorde a nuestro criollo nacional punto de vista. El personaje que se opone a nuestro querido Patoruzú sería, sin lugar a duda, el Capitán América; ya que éste posee impresa la bandera de los EEUU en su vestimenta, mientras nuestro amado Tehuelche se presenta en sociedad envuelto en la sagrada e inmaculada bandera Argentina. Así de antagónicos son estos emblemáticos protagonistas de una infantil y joven cultura que nos habla mucho de lo que sentimos y añoramos. 
Patoruzú cabalga orgulloso de su estirpe con singular destreza en su caballo Pampero por las vastas llanuras patagónicas, una Patagonia codiciada por varios países, portando con heroica lealtad nuestro Pabellón Nacional. 
Hoy lo veo en mis sueños resuelto y poderoso enfrentar al vil invasor de nuestras Malvinas Argentinas, con sus largos cabellos oscuros y con sus boleadoras libres sujeta a su cintura. Es nuestro héroe, nuestra identidad y jactancia de Nación el que lo lleva vivo y vigente en nuestro corazón. 
Patoruzú, de nariz prominente inserta en un rostro viril y rudo, cincelado por el bravo viento patagónico, determinado y BUENO, solidario y fraternal aglutina los inmortales valores de nuestra argentinidad. 
Seguro, del otro lado de las líneas de batalla, el Capitán América prestaría sus servicios a las fuerzas inglesas, tal como los EEUU lo hizo en las vísperas de los duros combates por nuestras islas. 
Pocos días atrás, La Secretaria de Cultura de la Nación publicó un mapa de nuestra república en la que nuestras islas Malvinas aparecían con el profano nombre de Falklands. Nadie dio una explicación ante tal aberrante hecho acontecido. Estos infames sucesos concretos nos llevan a pensar que Mauricio Macri estaría gustoso de identificarse con el foráneo Capitán América. En cambio, la gran mayoría del Pueblo Argentino lleva la Celeste y Blanca en el ALMA. 
El FMI, Donal Trump y Mauricio parecen cercanos a su tendencioso imperialista “héroe”. El Capitán América no es bicho de estos pagos, más bien es un usurpador cultural. 
Nuestro sentir permanece junto al gran Tehuelche, al argentino concebir de Patoruzú que obedece al credo honesto de la población nacional. Desde sus rústicas ojotas con dedos agrestes hasta su raído poncho de andar. Todo inmerso en la profunda e inocente mirada de niño de nuestro surero representante de lo mejor de nosotros mismos. 
Si el Capitán América sufragara en nuestras tierras, elegiría de buen grado a Mauricio, y Patoruzú se volcaría por otro candidato mucho más cercano a nuestras telúricas tradiciones criollas. 
Querido Patoruzú, continúa cabalgando por nuestras verdes pampas, nuestros sueños van detrás de tus hazañas inmersas en colores sagrados como lo son el celeste y blanco. 

                    Máximo Luppino

Leer completo...